Pedro Navarro, Pablo Auladell y Pedro Fernández
“La casita de chocolate” ocupa un lugar especial en el corazón de Kalandraka. Hace diez años era uno de los títulos que inauguraba el catálogo de la editorial. Una década después, Pablo Auladell (en el centro de la imagen) nos deleita con las nuevas ilustraciones de este clásico universal de los hermanos Grimm. En la presentación celebrada en el Centro Municipal de las Artes de Alicante le arroparon el crítico de cómic y guionista Pedro Navarro (izda.) y el profesor Pedro Fernández (dcha).
————
“A casiña de chocolate”, ocupa un lugar especial no corazón de Kalandraka. Hai dez anos era un dos títulos que inauguraba o catálogo de Kalandraka. Unha década despois, Pablo Auladell (no centro da imaxe) deléitanos coas novas ilustracións deste clásico universal dos irmáns Grimm. Na presentación celebrada no Centro Municipal das Artes de Alicante arroupárono o crítico de cómic e guionista Pedro Navarro (esq.) e o profesor Pedro Fernández (dta.)

Presentación con César Martín
Con nuestro compañero César Martín como maestro de ceremonias, comenzaba un acto en el que lo primero de todo era agradecer la confianza de los lectores pequeños y grandes, padres y madres, educadores, bibliotecarios, autores e ilustradores, y un largo etcétera de personas implicadas en el mundo del libro y la animación a la lectura, por su confianza en los ‘Libros para Soñar’.

Presentación de los alumnos del Colegio Inmaculada
También fueron protagonistas destacados de la velada un grupo de alumnos del colegio Inmaculada. No faltó ni el más mínimo detalle a esta divertida y aplaudida recreación del cuento: desde el pregón, hasta los personajes de la historia, pasando por el estupendo mural inspirado en la obra de Auladell…

Tableta de La casita de chocolate
…Un mural que tenía su referente real en este envoltorio diseñado por Marc Taeger para las tabletas de chocolate con las que Kalandraka obsequió al público al término de la presentación. Porque una historia con final feliz, como la de Hänsel y Gretel, merece una dulce celebración… Uhmmmmmm…

Pablo Auladell
Vaya desde este espacio nuestro más sincero agradecimiento a los alumnos por su entusiasmo y entrega con este libro; al público por su respaldo constante en estos diez años de trayectoria editorial; a Pablo Auladell por sumarse a la familia de Kalandraka con su obra y su plena disposición; a Pedro Navarro por la certera semblanza que trazó sobre el ilustrador y a Pedro Fernández por su acertada reflexión sobre la importancia de los cuentos tradicionales y el papel de Kalandraka en su recuperación; a Pedro Villar por su exhaustivo reportaje fotográfico y a los anfitriones, el Centro Municipal de las Artes y la Concejalía de Alicante, por su hospitalidad.

————-

Alumnos del colegio Inmaculada
Co noso compañeiro César Martín como mestre de cerimonias, comezaba un acto no que o primeiro de todo era agradecer a confianza dos lectores pequenos e grandes, pais e nais, educadores, bibliotecarios, autores e ilustradores, e un longo etcétera de persoas implicadas no mundo do libro e na animación á lectura, pola súa confianza nos ‘Libros para Soñar’.
Tamén foron protagonistas destacados da velada un grupo de alumnos do colexio Inmaculada. Non faltou nin o máis mínimo detalle a esta divertida e aplaudida recreación do conto: dende o pregón, ata os personaxes da historia, pasando polo estupendo mural inspirado na obra de Auladell…
…Un mural que tiña o seu referente real neste envoltorio deseñado por Marc Taeger para as tabletas de chocolate coas que Kalandraka obsequiou o público ao remate da presentación. Porque unha historia con final feliz, como a de Hänsel e Gretel, merece unha dulce celebración… Uhmmmmmm…
Vaia desde este espazo o noso sinceiro agradecemento aos alumnos polo seu entusiasmo e entrega con este libro; ao público polo seu respaldo constante nestes dez anos de traxectoria editorial; a Pablo Auladell por sumarse á familia de Kalandraka coa súa obra e a súa plena disposición; a Pedro Navarro pola certeira semblanza que trazou sobre o ilustrador e a Pedro Fernández pola súa acertada reflexión sobre a importancia dos contos tradicionais; a Pedro Villar pola súa exhaustiva reportaxe fotográfica e aos anfitrións, o Centro Municipal das Artes e a Concellería de Alicante, pola súa hospitalidade.


Deja un comentario