Óscar Villán-Escuela Infantil O Coelliño Branco
O ilustrador Óscar Villán visitou a Escola Municipal Infantil “O coelliño branco”, en Santiago, que leva o nome do álbum polo que recibiu o Premio Nacional de Ilustración, para realizar unha intervención artística nun dos seus espazos. Así de colorido e nutritivo quedou o comedor escolar, que semella dende entón unha sorte de horta, con ducias de cenorias debuxadas polos alumnos do centro.
————–
El ilustrador Óscar Villán visitó la Escuela Municipal Infantil “O coelliño branco”, en Santiago, que lleva el nombre del álbum por el que recibió el Premio Nacional de Ilustración, para realizar una intervención artística en uno de sus espacios. Así de colorido y nutritivo quedó el comedor escolar, que semeja una suerte de huerta, con docenas de zanahorias dibujadas por los alumnos del centro.

Óscar Villán na Escola do Coelliño Branco
“Había unha vez un coelliño branco. Un día foi buscar coles á horta para facer un caldo. Cando o coelliño branco volveu á casa, atopou a porta pechada…” Na súa ausencia, a cabra cabresa tomara posesión do seu fogar, e de non ser pola axuda dunha valente formiga, acaso agora seguiría de porta afora. Historias como a deste conto popular portugués, obra emblemática no catálogo de Kalandraka, impregnan o ambiente desta escola, inaugurada en maio de 2007.

Os nenos e nenas do centro foron os artífices desta horta de papel. Cun par de ceras verde e laranxa, e moita imaxinación, as cenorias poden ter formas e tamaños do máis variado. E o máis importante, cunha proposta lúdica e á vez didáctica, convértense en artífices da creación dos espazos nos que habitan, aprenden e crecen día a día. Óscar Villán compartiu con eles e co Coelliño Branco unha experiencia enriquecedora, tanto ou máis que o caldiño do conto…

——————–
Escuela Infantil El conejito blanco

“Érase una vez un pequeño conejo blanco. Un día fue a buscar coles a la huerta hacer un caldo. Cuando el pequeño conejo blanco volvió a su casa, se encontró con la puerta cerrada…” En su ausencia, la cabra cabresa había tomado posesión de su hogar, y de no ser por la ayuda de una valiente hormiga, puede que aún hoy estuviese de porta afuera. Historias como la de este cuento popular portugués, obra emblemática en el catálogo de Kalandraka, impregnan el ambiente de esta escuela, inaugurada en mayo de 2007.

Los niños y niñas de este centro fueron los artífices de esta huerta de papel. Con un par de ceras verde y naranja, y mucha imaginación, las zanahorias pueden tener formas y tamaños de lo más variado. Y lo más importante, con una propuesta lúdica y a la vez didáctica, se convierten en artífices de la creación de los espacios donde habitan, aprenden y crecen día a día. Óscar Villán compartió con ellos y con el Pequeño Conejo Blanco una experiencia enriquecedora, tanto o más que el caldo del cuento…


One Response to ÁS RICAS CENORIAS | A LAS RICAS ZANAHORIAS

  1. Pingback: » Archivo del Blog » DÍA DE LA BIBLIOTECA | Día da Biblioteca

Deja un comentario