EL PAJARO QUE TRAE LA BUENA SUERTE from Irene Bailo on Vimeo.

El Bubisher avanza por el desierto saharaui, cargado de libros. Entre ellos, una pequeña contribución de “Libros para Soñar”. El pájaro que trae la buena suerte recorre las wilayas y el viento del sur nos trae los ecos de sus andanzas…
———————–
O Bubisher avanza polo deserto saharaui, cheo de libros. Entre eles, unha pequena contribución de “Libros para Soñar”. O paxaro que trae a boa sorte percorre as wilayas e o vento do Sul tráenos os ecos das súas andainas…


Durante todos los días lectivos del curso y al menos un par de veces al año, los escolares saharaius van a recibir su visita. Su presencia se enmarca en el Proyecto de Didáctica de la Lengua Castellana que dirige Antonio Pomares. La financiación procede de España, pero el Bubi ya está considerado como una iniciativa estratégica por el Ministerio de Educación saharaui.

El Bubisher, cuando se presentó en Madrid

Uno de los impulsores del proyecto, el escritor Gonzalo Moure, ha explicado que la acogida por parte de la población es muy satisfactoria. La organización hizo partícipes de los objetivos del Bubi a los profesores de español, que lo van a incorporar de forma entusiasta como herramienta de trabajo.

Además de libros en castellano, donados por editoriales como KALANDRAKA, el Bubisher también incorpora una selección de literatura infantil y juvenil en árabe, lo que afianza los lazos de la multiculturalidad. Frente a la carencia de libros y de espacios de lectura, el Bubi supone “una biblioteca abierta y que se acerca a los lectores”, tal y como ha expresado Gonzalo Moure. Una biblioteca rodante, en constante movimiento.

Kalandraka hizo su aportación al Bubisher itinerante

“¿Quieres venir a leer al desierto?”, pregunta el Bubi a su paso por los caminos pedregosos… La respuesta, en el reportaje de Irene Bailo en formato vídeo con el que encabezamos este relato, sobre la primera entrada del Bubisher en una escuela. ¡Adelante, Bubi! Desde KALANDRAKA, desde las aulas infantiles del Colegio San Narciso de Marín, cuyos alumnos también se implicaron en la iniciativa, seguimos tus huellas en el polvo del Sahara.

—————————————————-

Durante todos os días lectivos do curso e polo menos un par de veces ao ano, os escolares saharaius van recibir a súa visita. A súa presenza enmárcase no Proxecto de Didáctica da Lingua Castelá que dirixe Antonio Pomares. A financiación procede de España, pero o Bubi xa está considerado como unha iniciativa estratéxica polo Ministerio de Educación saharaui.

O Bubi, en ruta. Fotos: www.bubisher.com

Un dos impulsores do proxecto, o escritor Gonzalo Moure, ten explicado que a acollida por parte da poboación é moi satisfactoria. A organización fixo partícipes dos obxectivos do Bubi aos mestres de español, que o van incorporar de xeito entusiasta como ferramenta de traballo.

Ademais de libros en castelán, doados por editoriais como KALANDRAKA, O Bubisher tamén incorpora unha escolma de literatura infantil e xuvenil en árabe, o que afianza os lazos da multiculturalidade. Fronte á carencia de libros e de espazos de lectura, o Bubi supón “unha biblioteca aberta e que se achega aos lectores”, tal e como ten expresado Gonzalo Moure. Unha biblioteca rodante, en constante movemento.

Nenos saharaius lendo "Aquiles". Foto: www.bubisher.com

“Queres vir ler ao deserto?”, pregunta o Bubi ao seu paso polos carreiros pedregosos… A resposta, na reportaxe de Irene Bailo en formato video coa que encabezamos este relato, sobre a primeira entrada do Bubisher nunha escola. Adiante, Bubi! Dende KALANDRAKA, dende as aulas infantís do Colexio San Narciso de Marín, cuxos alumnos tamén se implicaron na iniciativa, seguimos as túas pisadas no pó do Sahara.