Ana Abelenda con los alumnos del colegio Río Sella, en Arriondas (Asturias)

Arriondas está entre las montañas verdes de la sierra del Sueve, en la vega que forman los ríos Piloña y Sella. KALANDRAKA visita la capital del concejo asturiano de Parres para llevar “Lunas, versos y sueños” a los escolares del colegio Público Río Sella.
———————-
Arriondas está entre as montañas verdes da serra do Sueve, na veiga que forman os ríos Piloña e Sella. KALANDRAKA visita a capital do concello asturiano de Parres para levar “Lúas, versos e soños” aos escolares do colexio Público Río Sella.


La narradora Ana Abelenda volvió un año más a este centro escolar, premiado por el Ministerio de Educación por el proyecto “Biblioteca: una puerta abierta”, que apuesta por integrar ese servicio en el currículo escolar para fomentar la lectura entre los escolares. Los alumnos y alumnas de 1º de Primaria fueron los protagonistas de una sesión de cuentos que transcurren lejos, muy lejos… en la luna. Hasta allí viajó el ratón Paco para darle un mordisco. A la luna le cantaron melodías que riman con sol, caracol, ruiseñor y corazón. Los animales del bosque también se ayudaron unos a otros para llegar lo más alto posible en el cielo y poder alcanzarla. Y escucharon las nanas del viejo tigre mientras la luna brillaba en la oscuridad de la noche. Todas estas historias están en los “Libros para soñar” y los niños y niñas del Río Sella ya las conocían muy bien.

Ana les contó y cantó historias y versos sobre la luna

—————————–

A narradora Ana Abelenda volveu un ano máis a este centro escolar, premiado polo Ministerio de Educación polo proxecto “Biblioteca: unha porta aberta”, que aposta por integrar ese servizo no currículo escolar para fomentar a lectura entre os escolares. Os alumnos e alumnas de 1º de Primaria foron os protagonistas dunha sesión de contos que transcorren lonxe, moi lonxe… na lúa. Ata aló viaxou o rato Paco para darlle unha dentada. Á lúa cantáronlle melodías que riman con sol, caracol, reiseñor e corazón. Os animais do bosque tamén se axudaron uns a outros para chegar o máis alto posible no ceo e poder acadala. E escoitaron os arrolos do vello tigre mentras a lúa brilaba na escuridade da noite. Todas estas historias están nos “Libros para soñar” e os nenos e nenas do Río Sella xa as coñecían moi ben.

Atentos e aplicados, os escolares do colexio Río Sella cantáronlle á lúa co rato Paco


Deja un comentario