Acaba de conmemorarse el aniversario del nacimiento de la escritora sueca Astrid Lindgren, un 14 de noviembre de 1907. Coincide con el mes en el que KALANDRAKA publica “Rasmus y el vagabundo”, una de sus obras maestras y por la que recibió en el año 1958 la Medalla Hans Christian Andersen. Con una cuidada edición en cartoné de 160 páginas, la traducción de Ingbritt Wallis y Pedro Ángel Almeida refleja la dulzura y el dinamismo del texto original, mientras que las ilustraciones de Pablo Auladell lo envuelven en una atmósfera de cercanía y sensibilidad. Astrid Lindgren, la mujer que nunca resistió la tentación de subir a los árboles, forma parte de la memoria literaria de muchas generaciones de lectores en todo el mundo. “Rasmus y el vagabundo” viene a enriquecer y prestigiar aún más el catálogo de clásicos de los Libros para Soñar.

“…No es que Rasmus fuese más perezoso que los demás niños de nueve años. Lo que pasa es que, como era natural en un niño de su edad, odiaba todo lo que le impidiera subirse a los árboles, bañarse en el arroyo o formar con los demas niños bandas de ladrones para quedarse al acecho detrás del almacén cuando alguna de las niñas venía a buscar patatas. Él pensaba que, en verano, estando de vacaciones, uno debía ocuparse solo de esas cosas. A la señorita Halcón no se le podía hacer entender eso, lo cual también era bastante natural. El orfanato de Västerhaga era una institución municipal, pero se mantenía en gran parte con la venta de huevos y hortalizas. Los niños eran mano de obra necesaria y barata, y la señorita Halcón no les imponía obligaciones inhumanas, aunque Rasmus por su parte considerase inhumano tener que estar un día entero escardando patatas…”

RASMUS Y EL VAGABUNDO, de Astrid Lindgren, ilustrado por Pablo Auladell. (Kalandraka, 2011).

Rasmus huye del orfanato para buscar en algún lugar una madre y un padre que le quieran. En ese camino incierto tiene la suerte de encontrarse con Óscar, un vagabundo con el que aprenderá el significado y el valor de palabras como amistad, afecto, experiencia y supervivencia. Con estilo sutil y palabras selectas, Astrid Lindgren -una de las autoras más importantes de la Literatura Infantil y Juvenil europea- describe con maestría retazos de la vida de este entrañable personaje; nos acerca a sus sentimientos, sus miedos, sus sueños… y su soledad.

“Rasmus y el vagabundo” es casi una novela histórica -de la que se realizaron varias adaptaciones cinematograficas- que, en esta cuidada edición de KALANDRAKA, se complementa con las magistrales ilustraciones de Pablo Auladell: rostros dulces y expresivos; hábil mezcla de texturas, líneas y colores; paisajes con profundidad, planos cortos, y detalles que aderezan los 14 capítulos del libro.

Astrid Lindgren (Suecia, 1907-2002) empezó a trabajar en 1924 en el diario de Vimmerby, donde descubrió su afición a escribir. Al nacer su primer hijo abandonó el hogar familiar y se fue a Estocolmo para estudiar taquigrafía. Se casó en 1931 con Sture Lindgren y tres años después nació su hija Karin, en la que se inspiró para crear Pippi Calzaslargas (1945). Publicó un centenar de libros, que superaron los cien millones de ejemplares vendidos en todo el mundo y se tradujeron a unos 80 idiomas. Además del Premio Hans Christian Andersen, recibió el Premio Nacional de Literatura de Suecia (1957), la Medalla de oro de la Academia Sueca (1971) y el Premio Internacional del Libro de la Unesco (1993). En 2003 el gobierno sueco instauró el Premio Memorial Astrid Lindgren.

Pablo Auladell (Alicante, 1972) ha recibido, entre otros, el Premio Internacional de Álbum Infantil Ilustrado Ciudad de Alicante (2003) y el Premio al Autor Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona (2006). En 2005 fue finalista del Premio Nacional de Ilustración. Para KALANDRAKA ha ilustrado los libros titulados “La casita de chocolate” y “Diógenes” (3º Premio Nacional de Edición 2010).


2 Responses to ‘RASMUS EL VAGABUNDO’, DE ASTRID LINDGREN & PABLO AULADELL

  1. Pingback: Blog K» Archivo del Blog » PRESENTACIÓN DE ‘RASMUS’ EN ALICANTE

  2. Pingback: Rasmus el vagabundo | La casa de Tomasa

Deja un comentario