La Librería Títere, de Córdoba, con Herme Moreno como anfitriona, acogió la presentación de “Claro de luna”, un libro de narraciones y canciones en chino, traducidas al español por Mónica Ching y transcritas con caracteres occidentales para facilitar su lectura en el idioma original. La profesora de Lengua China en la Universidad de Córdoba, Marta Wang, comentó la relevancia de este álbum, editado por Faktoría K. Un grupo de niños y niñas de origen chino, que están estudiando el idioma y la cultura de su país de procedencia, participaron en una lectura colectiva de estos textos sencillos y bucólicos escritos en verso, que evocan la magia del lejano Oriente.

La escritora Qingyun Huang presenta una serie de historias que, entre la realidad y la ficción, transportan a los lectores al sur de China, en pleno campo, donde los niños y niñas interactúan espontaneamente con la naturaleza: el aroma de la flor de loto, el canto de los gorriones, el bullicio alegre de los caminos… Su obra resulta de difícil traducción por la presencia constante de onomatopeyas, regionalismos y vocablos infantiles.

En “Claro de luna” destacan especialmente las ilustraciones, realizadas con la técnica de la tinta derramada, con la que el artista Peilong Liang actualiza el estilo del dibujo tradicional chino. A base de dejar caer gotas de tinta sobre el papel de arroz, y manejando hábilmente los pinceles, el resultado son figuras abstractas, manchas y líneas imperfectas: niños con caras oblicuas, animales domésticos, nubes y mariposas difuminadas…

Versos de bambú para acercarse a una civilización milenaria.


Deja un comentario