Las imágenes del libro de poemas “Almanaque musical”, realizadas por David Pintor, recibieron el 2º premio de ilustración del Festival Internacional de Literatura Infantil de Sharjah, en los Emiratos Árabes. David Pintor acudió personalmente a recoger el galardón y participó -junto con el ilustrador mexicano Gabriel Pacheco, ganador del 1º premio del certamen- en un taller de dibujo dirigido a escolares. Las ilustraciones de “Almanaque musical” permanecieron expuestas en el recinto ferial hasta hoy, fecha en la que finaliza el festival.

———————————–

As imaxes do libro de poemas “Almanaque musical”, realizadas por David Pintor, recibiron o 2º premio de ilustración do Festival Internacional de Literatura Infantil de Sharjah, nos Emiratos Árabes. David Pintor acudiu persoalmente a recoller o galardón e participou -xunto co ilustrador mexicano Gabriel Pacheco, gañador do 1º premio do certame- nun obradoiro de debuxo dirixido a público escolar. As ilustracións de “Almanaque musical” permaneceron expostas no recinto feiral ata hoxe, data na que finaliza o festival.

David Pintor ha contado desde Sharjah que la experiencia ha resultado muy enriquecedora, por la oportunidad de relacionarse con ilustradores de otros países, principalmente del entorno árabe. El arte, una vez más, vuelve a superar las fronteras lingüísticas y culturales: los personajes -unos de apariencia humana y otros, animales humanizados- de “Almanaque musical” forman una peculiar orquesta de intrumentos de cuerda que, con sus inseparables violines, violas y violonchelos, acompañan a los lectores de mes en mes, de estación en estación, al ritmo de los versos del profesor y poeta Antonio Rubio.

Invirtiendo el orden habitual del proceso editorial, en esta ocasión los textos de Antonio Rubio fueron posteriores a las ilustraciones de David Pintor. En vez de vestir las palabras de formas y colores, fueron las imágenes las que se envolvieron en las palabras para llegar a los niños y niñas que, según el autor, “siempre han tenido educación poética”, porque la poesía “permanece dentro de ellos”: desde las nanas a los recitados con los que nombran las partes del cuerpo, pasando por las fórmulas mágicas con las que sortean su participación en los juegos infantiles.

[A partir del minuto 14:40, entrevista de Paloma Delgado a Antonio Rubio y David Pintor. Programa Hoy por Hoy-Madrid, Cadena Ser. Martes 1 de mayo de 2012]

MAYO

Hace crecer mayo

atriles de hojas

sobre la floresta

de madera airosa.

Los músicos trepan

a las altas copas

por las invisibles

escalas sonoras.

La música es verde,

verde, verde-hoja,

verde-verde-fresca,

verde y rumorosa.

————————————–

David Pintor contou dende Sharjah que a experiencia foi moi enriquecedora, pola oportunidade de relacionarse con ilustradores doutros países, principalmente do contorno árabe. A arte, unha vez máis, volve superar as fronteiras lingüísticas e culturais: os personaxes -uns de apariencia humana e outros, animais humanizados- de “Almanaque musical” forman unha peculiar orquestra de intrumentos de corda que, cos seus inseparables violíns, violas e violonchelos, acompañan os lectores de mes en mes, de estación en estación, ao ritmo dos versos do profesor e poeta Antonio Rubio.

Invertindo a orde habitual do proceso editorial, nesta ocasión os textos de Antonio Rubio foron posteriores ás ilustracións de David Pintor. En vez de vestir as palabras de formas e cores, foron as imaxes as que se envolveron nas palabras para chegar aos nenos e nenas que, segundo o autor, “sempre tiveron educación poética”, porque a poesía “permanece dentro deles”: dende as nanas aos recitados cos que nomean as partes do corpo, pasando polas fórmulas máxicas coas que sortean a súa participación nos xogos infantís.

MAIO

Maio fai medrar

mil atrís de follas

por riba das fragas

de madeira airosa.

Os músicos ruben

ata as altas copas

polas invisibles

escalas sonoras.

A música é verde,

verde, verde-folla,

verde, verde-fresca,

verde e rumososa.


One Response to ‘ALMANAQUE MUSICAL’, PREMIADO EN SHARJAH (EMIRATOS ÁRABES)

  1. Pingback: Kalandraka - Blog K

Deja un comentario