Los autores de “Bandada” presentaron su primer libro publicado en la FIL de Guadalajara, donde explicaron que esta fábula moderna es una crítica contra el progreso desaforado, la ambición desmedida de la raza humana, incapaz de detener la vorágine consumista, agresiva con la naturaleza y las demás especies en la que se ha instalado la sociedad actual. El proceso de creación de “Bandada” les llevó a emprender un proceso de observación y análisis de otros álbumes ilustrados, a procurar documentación histórica y referentes audiovisuales, a estudiar posturas y gestos a partir de las poses que ellos mismos adoptaron para dar forma a sus personajes, a escoger un catálogo de aves simbólicas: desde la sabiduría del buho, a la belleza del pavo real, la humildad de las aves de corral, o el instinto cazador del águila… Más de un año de trabajo perfeccionista, abarcando muchas horas de diálogo y puesta en común, de bocetos y láminas de sorprendente y espectacular acabado hechas con la técnica del grafito.

Las nanas, los trabalenguas y la poesía barroca son las tres partes en las que se divide “Palabras para armar tu canto”, un poemario cuya fuerza va in crescendo, jugando con el lenguaje, deparando sorpresas al lector con la disposición de las rimas, envolviendo la lectura en la sonoridad de las letras y la musicalidad de las palabras, creando asociaciones de ideas insólitas… En sus versos confluyen algunas tradiciones de la Península de Yucatán asociadas al cuidado de los niños, con vivencias personales del autor, con la lírica costumbrista que influenció el legado de Góngora, Quevedo, Lope de Vega y otras figuras literarias del Siglo de Oro español.

Y paralelamente, las ilustraciones de Cecilia Rébora, que respondió al reto de poner imágenes y colorido a estos textos: leyendo en voz alta para interiorizar el tono poético de la obra, escogiendo una paleta cromática basada en la sobriedad, y experimentando con la técnica de la monotipia a base de sucesivas capas de pintura o raspado, fue configurando el universo visual de los versos.

Y después del proceso de edición al que KALANDRAKA sometió ambos trabajos, el resto está ya en manos de los lectores. En España, México, Venezuela, Chile o Colombia ya lo están comprobando. La FIL de Guadalajara ha sido la prueba del entusiasmo con que fue recibido “Bandada” y el afecto que rodea la figura de Ramón Suárez Caamal, tras 40 años en el ejercicio de la docencia, que han dado paso ahora a sus dos grandes aficiones: la literatura y la pintura en un marco tan incomparable como los paisajes de Bacalar.


Deja un comentario