La obra de Federico García Lorca estará presente en el catálogo de KALANDRAKA a través de la antología poética que se publicará en la colección Trece Lunas de Faktoría K de Libros, con ilustraciones de Gabriel Pacheco. En el día en que se han cumplido 115 años del nacimiento del poeta granadino, repasamos la exposición que se le dedica en la Biblioteca Pública de Nueva York hasta el 20 de julio, en colaboración con la fundación que lleva su nombre, y con el apoyo de Acción Cultural Española y la Fundación La Caixa.

Dice el catálogo de la muestra “Back Tomorrow: Federico García Lorca – Poet in New York” que cuando los jóvenes escritores y pintores soñaban con vivir en París, Lorca rompió los moldes de la época haciendo un viaje a Nueva York. Sus estudios de inglés no dieron mucho de sí pero, en cambio, esa estancia derivó en la publicación de “Poeta en Nueva York”, en el que alza su voz contra el capitalismo, la discriminación racial, el consumismo desaforado o la obsesión tecnológica. Se marchó a Estados Unidos para superar una crisis emocional, para marcar distancia de las críticas que recibió de Dalí y Buñuel por el “Romancero gitano” y acabó siendo testigo directo del Crack del 29. En sus primeras impresiones de la Gran Ciudad llegó a describir al gentío que abarrotaba la playa de Coney Island como el “paisaje de una multitud que vomita”.

Entre las piezas que conforman la exposición, su carnet de usuario de la biblioteca de la Universidad de Columbia, dibujos de estilo vanguardista cargados de simbolismo y cartas, como la que escribió a sus hermanas Conchita e Isabelita utilizando una corteza de árbol como papel.

En julio de 1936 dejó el manuscrito de “Poeta en Nueva York” en el escritorio de José Bergamín, su editor en Madrid, con una nota en la que decía: “He estado a verte y creo que volveré mañana”. Nunca regresó; en agosto fue asesinado en Granada. Bergamín se llevó al exilio y lo publicó en México cuatro años después de la muerte de Lorca. Unos originales que permanecieron desaparecidos durante muchos años, que fueron recuperados por la Fundación y que por primera vez se muestran en público en esta exposición.

“La aurora de Nueva York tiene

cuatro columnas de. cieno

y un huracán de negras palomas

que chapotean las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime

por las inmensas escaleras

buscando entre las aristas

nardos de angustia dibujada”.

Fragmento de “La aurora” (Poeta en Nueva York).

[Las imágenes de este artículo pertenecen a la propia exposición, que hemos visitado en Nueva York con motivo de la participación de KALANDRAKA en la Book Expo America].


Deja un comentario