Ellos comían, viajaban y se modernizaban mientras ellas recolectaban comida y criaban a la prole. Pero como los bonobos no les dejaban aprender ni evolucionar, se marcharon a otro bosque. “La historia de los bonobos con gafas” -junto con “Arturo y Clementina” y “Rosa caramelo”- forma parte del legado de la escritora Adela Turín y la ilustradora Nella Bosnia, pioneras en la creación de álbumes sobre igualdad y coeducación; un material que, pese a los años transcurridos desde su primera publicación, sigue todavía vigente.

……………………………

Eles comían, viaxaban e modernizábanse mentres elas recolectaban comida e criaban a prole. Pero como os bonobos non lles deixaban aprender nin evolucionar, marcharon para outro bosque. “A historia dos bonobos con lentes” -xunto con “Artur e Clementina” e “Rosa caramelo”- forma parte do legado da escritora Adela Turín e da ilustradora Nella Bosnia, pioneiras na creación de álbums sobre igualdade e coeducación; un material que, malia os anos transcorridos dende a súa primeira publicación, segue aínda vixente.

Seguir leyendo


La revista S Moda de El País de este 31 de agosto ha publicado un ‘Especial Niños’ con un reportaje de Almudena Ávalos que reúne a varios profesionales que crean y actúan en el ámbito de la infancia: músicos, ilustradores, editores, diseñadores… KALANDRAKA y CASA K, representados por Xosé Ballesteros y Olalla González, respectivamente, forman parte de esa selección. Y con ellos, una modelo muy especial, Valeria Dacal, luciendo un vestido estampado con ilustraciones de «Garbancito«, de Marc Taeger. La fotografía, realizada en una antigua nave, es de Pablo Zamora.

A continuación, unos fragmentos del texto que acompaña las imágenes.

«De ilusión, compromiso y buen hacer se llenan las páginas de la historia de Kalandraka, la editorial en la que cualquier cuentista e ilustrador quisiera publicar. Su director, Xosé Ballesteros, comulga con aquello que decía Rilke de ‘la patria es la infancia’. «La mayor satisfacción ha sido crear libros que pueden leer personas con autismo y encontrar a un chaval en la otra punta del mundo con una edición de Kalandraka, que la haga suya y que se la lleve a su biblioteca particular». El Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2012 fue toda una alegría para ellos. «Es como subir un ocho mil. Ahora hay que tener cuidado en cómo bajar y ver nuevas cumbres a alcanzar».

«Olalla González trabaja en la editorial. «Cuando acostaba a mi hija me pedía cada noche los mismos cuentos y pensé en sacar a los personajes de los libros y ponerlos en su ropa para que los llevara siempre con ella». Así surgió la firma de moda Casa K de prendas que son juegos. «Tienen un personaje escondido en el vestido para que después de leer el cuento puedan seguir jugando con la historia».