"Gorigori", de María Jesús Jabato, en la plaza del Centro Cultural Miguel Hernández, de Orihuela.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Dice la luna, dice

que está cansada

de estar quieta en el cielo,

sola y callada…

[Fragmento de “Dice la luna”, basado en “Luna llena”, de Paul Klee]

Hemos festejado el Día Mundial de la Poesía presentando “Gorigori”, la obra con la que María Jesús Jabato ganó el VI Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños. La ciudad natal del poeta Miguel Hernández volvió a ser el escenario de una celebración de la que han sido partícipes la autora burgalesa y la comunidad educativa oriolana, formada por el alumnado, los docentes y las familias.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Porque si hay un sector que -a partir de abril, cuando el libro llegue a librerías y bibliotecas- podrá aprovechar todo el potencial de este libro, ése es el escolar.

“Gorigori” consta de 48 poemas creados a partir de obras de grandes pintores, desde el Siglo de Oro español hasta los artistas más contemporáneos, pasando por una selección de autores modernos cuya obra se encuadra en los siglos XIX y XX. Con “calidad literaria y altura poética”, como lo ha definido el jurado que le concedió el VI Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños, este libro invita a acercarse al Arte -estilos, técnicas, temáticas…- a través de la mirada poética de María Jesús Jabato.

Sus versos -en los que resuenan las voces de Alberti, Juan Ramón Jiménez, Lorca, Lope de Vega o las canciones populares- se acompañan con reproducciones de algunas obras pictóricas, propiciando un viaje a través del Arte -no estrictamente en orden cronológico- en el que pintura y poesía se dan la mano.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

No se trata de un catálogo museístico; por eso los poemas que carecen de acompañamiento gráfico ceden ese espacio a la imaginación, la investigación y el disfrute por parte de los lectores.

Zurbarán, Velázquez, Goya, Picasso, Miró, Dalí y Antonio López son algunos artistas en cuya obra se ha inspirado la autora. Su recorrido lírico-artístico también transcurre por Van Gogh, Munch, Klee o Chagall, entre otros muchos: el surrealismo, la abstracción, los cubistas y expresionistas, el arte pop, e incluso una muestra de arte oriental, están presentes en este “Gorigori”.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

María Jesús Jabato (Burgos, 1959) es doctora en Humanidades, licenciada en Derecho y Graduado Social. Además, es académica de número de la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes. Trabaja como técnico superior del Ayuntamiento de Burgos y profesora de Derecho Administrativo en la Universidad de Burgos. También colabora con el Diario de Burgos y es autora de varios libros.

Como poeta ha sido distinguida en varios concursos literarios; entre los más recientes, el Premio de Poesía para Niños El Príncipe Preguntón (2008) y el Premio Luna de Aire de Poesía Infantil (2013). Junto con el Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños, son los certámenes más prestigiosos a nivel estatal.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

La entrega del Premio Ciudad de Orihuela se celebró en el Centro Cultural La Lonja, por donde ya pasaron los autores distinguidos en anteriores ediciones: Beatriz Osés, Pedro Mañas, Beatriz Giménez de Ory, Ramón Suárez Caamal -que conectó por videoconferencia desde México- y María José Ferrada.

Como explicó en el inicio del acto el director de KALANDRAKA, Xosé Ballesteros, “El secreto del oso hormiguero”, “Ciudad laberinto”, “Los versos del libro tonto”, “Palabras para armar tu canto” y “El idioma secreto” ya conforman “una hermandad de palabras viajeras que se mantiene a través del tiempo, palabras colocadas armónicamente en barquitos o aviones de papel y en las cipselas de los dientes de león: así vuelan cada año, son palabras de ida y vuelta. Sus sonidos, su ritmo, sus rimas, su cadencia, siguen resonando en esta sala y en otros muchos lugares de Orihuela, en las plazas, en las bibliotecas, en las escuelas, en los hogares”.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

La intervención de María Jesús Jabato está a la altura de los grandes autores; en su caso, de amplia trayectoria publicando libros para público infantil. Sus palabras llegaron tanto a los más pequeños en forma de cuento, como a los adultos a modo de discurso reivindicativo de la poesía y la lectura. No faltaron las claves de “Gorigori”, un libro que tiende puentes entre el arte de la palabra y el arte de los pinceles, a través del tiempo y de las tendencias estéticas:

Dice Cervantes por boca de don Quijote en la escena de los galeotes que “de gente bien nacida es agradecer los beneficios que se reciben” y yo, que vengo de Burgos, tierra noble y de nobles, obedezco a pies juntillas la recomendación cervantina y manifiesto públicamente mi más sincera gratitud.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Gracias, de una parte, al Ayuntamiento de Orihuela, a su alcalde y a las personas que dan vida al Departamento de Educación, por haber creado una rara avis, un premio de poesía para niños, y gracias también por mantenerlo a pesar de los pesares que a todos se nos alcanzan, con el vigor y la calidad que tiene, lo cual muestra una notable e infrecuente sensibilidad administrativa.

Gracias a Rosa Martínez, Esperanza Ortega, María José Agullón, Antonio Rubio, Xosé Ballesteros y Manuel Ferrer, que conforman el jurado del VI Premio Internacional de Poesía para Niños Ciudad de Orihuela por haber puesto su mirada generosa en Gorigori aupando el libro frente a otros, sin duda igualmente interesantes.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Y gracias a la editorial Kalandraka por el cuidado amoroso con el que aborda las ediciones de sus libros y, en especial la de este. Decía certeramente Juan Ramón Jiménez que en edición distinta, los libros dicen cosa diferente y estoy segura de que en ésta Gorigori dice inmejorablemente lo que dice.

¿Y qué dice Gorigori? Gorigori habla en lenguaje poético de lo cotidiano, del silencio de un domingo, de las noches estrelladas, de la alegría y de la tristeza, del brillo de unos ojos, del aire que mueve un abanico, del diálogo con el espejo, del canto de los pájaros, del sol dormido en las ramas de los árboles, de la luz de una sonrisa o del rugido del mar, de esas pequeñas cosas que forman parte de nuestra vida, en las que no solemos reparar por el tráfago diario, pero que nos constituyen en cierta manera, ya que si nos faltaran estaríamos más desnudos.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

A través de una mirada sensible sobre ellas el libro pretende la emoción confabulándose con la estética, con el arte. Pretende también acercar a los niños a las grandes obras de los grandes pintores de todos los tiempos, ofrecerles otra propuesta plástica, más madura, distinta a la que encuentran habitualmente en sus libros. Un libro es siempre la armoniosa conjunción de muchas órbitas y en los libros infantiles habitualmente el escritor escribe, ofrece el mensaje, y el ilustrador hace a posteriori las imágenes; en Gorigori el planteamiento es inverso y la imagen precede a la escritura.

El arte y la literatura, que tam bién es un arte, han ido siempre de la mano a la hora de comunicar sentimientos. Como la pintura, así es la poesía, dice la máxima horaciana. Los artistas en general y los pintores en particular eligen con su mirada un trozo de realidad y la plasman en sus lienzos guiando la nuestra. Pero la contemplación de un cuadro no evoca lo mismo a todo el mundo y Gorigori ofrece una mirada más decantada, la que se hace de una obra de arte que a su vez ya ha seleccionado una parte de la realidad, de forma que arte y poesía se alían en la búsqueda del sentimiento.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

¿Y por qué el título, por qué Gorigori? Además de tierra noble y de nobles, Burgos es el epicentro del gregoriano, canto que los monjes de Santo Domingo de Silos han hecho mundialmente famoso. Los que tenemos cierta edad hemos estudiado latín, pero los nefastos planes de estudio que nos asolan han eliminado las lenguas muertas sin darse cuenta de que sin ellas no pueden comprenderse las vivas y hoy niños y jóvenes son huérfanos del sustrato de nuestra lengua; no entienden nada y desdeñan todo lo que huela a latín; no en balde timendi causa est nescire, el desconocimiento es causa del temor.

Gorigori es un término coloquial y onomatopéyico que se utiliza para reproducir el sonido que produce la garganta al entonar en latín un canto triste, como un gorjeo, originando un quiebro en la voz. “Llevan ya más dos horas de gorigori”, dice La Poncia de La casa de Bernarda Alba, de García Lorca. La Poncia, como criada que era, tampoco sabía latín.

100_8386

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

El libro toma el título del poema inicial, que recoge el silencio y la tristeza de los cantos funerales, en este caso, por la muerte de un perro, respaldado por la austera figura orante de uno de los monjes de Zurbarán. Pero el libro es heterogéneo al igual que las obras de arte que lo han inspirado y cambia constantemente de registro, como la vida, y abarca tanto poemas de tono íntimo como poemas festivos, como, por ejemplo, el que acompaña al enigmático Senecio, de Paul Klee que asoma a la portada.

Todos han nacido de un silencio y van a otro silencio, al que anida en el alma del lector, todos nacen de una mirada distinta y trazan una línea recta hacia la emoción porque la lectura, especialmente la lectura de poesía, permite vivir con intensidad, afinar la mirada y el sentimiento.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Dice Gianni Rodari en su magnífica Gramática de la Fantasía que la poesía, la música, el teatro o el deporte aparentemente no sirven para nada salvo que se conviertan en negocio, aunque en realidad sirven para completar al hombre. Y es cierto. La creación poética nos incita a cuestionarnos el mundo, a romper esquemas, hace brotar ideas nuevas, permite contemplar lo que nos rodea con otros ojos y lo hace cuidando el lenguaje, lo cual es una forma de enriquecer el mundo.

Contrariamente a lo que se piensa, para escribir poesía para niños no hay que ponerse ñoño, usar diminutivos y llenar las páginas del libro de florecitas y mariposas. Para escribir poesía para niños solo hay que mirar las cosas limpiamente con honradez e inocencia, tal como las miran los niños. Solo así se consigue que se identifiquen con los poemas, que alcancen la experiencia subjetiva de la emoción, el asombro o la sorpresa.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Gracias a la imaginación los niños se adentran en zonas de la realidad de las que voluntariamente nos excluimos a menudo los mayores, más pragmáticos, se relacionan con la naturaleza y con las cosas que los rodean haciéndolas suyas, aniñándolas, reivindicándolas para el juego y el disfrute. Pero en la infancia no todo es juego; también tienen los niños perplejidades y desazones a las que la poesía debe atender ya que la escritura es una inquietud que busca respuesta. En todo caso, la poesía que se da como alimento intelectual a los niños no debe defraudarlos, no puede defraudarlos para evitar que abandonen la lectura en beneficio de otros entretenimientos más galácticos pero menos enriquecedores.

Estamos presentando un libro y considero obligada una reflexión acerca de la lectura por parte de los niños, en concreto, de la lectura de poesía. Me van a permitir que me dirija especialmente a ellos, a los niños y niñas que están aquí esta tarde con los versos de Gorigori dormidos en la garganta, esperando a que terminemos los siempre aburridos discursos para dar vida y sentido a los poemas.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Cuando leéis un libro en prosa, Caperucita Roja, por ejemplo, os importa especialmente la historia que se cuenta. Vais avanzando por las páginas rápidamente; en la segunda ya tenéis el corazón en vilo porque Caperucita ha desobedecido a su madre y se ha adentrado en el bosque donde cientos de árboles contienen el aliento; en la tercera la aparición del lobo como una sombra en la luz de la tarde os da un susto de muerte; en la cuarta os echáis las manos a la cabeza cuando el lobo se come sin miramientos a la abuela; teméis lo peor en la quinta, cuando se acuesta en su cama dispuesto a comerse también a la niña; estáis al borde del colapso cuando la engaña y se la come de un bocado y no podéis dejar de leer rápido, rápido, esperando que el leñador las salve y dé al lobo su merecido. Interesa la historia y hay que llegar al final deprisa.

Leer poesía es otra cosa; es como caminar por un prado y encontrar a cada paso algo que nos llama la atención, algo que brilla: una flor, una seta –que si nos fijamos bien, a veces resguarda bajo su paraguas a un enano-, una mariquita, una gota de lluvia resbalando por el tobogán verde de una hoja, el canto de un cuco, algo que nos obliga a detenernos y mirar con calma antes de seguir. La historia que contiene el poema importa, pero importan sobre todo esos encuentros felices que son las palabras y el íntimo sentimiento que despiertan.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

A veces no conocemos el significado de las palabras. No podemos saberlo todo. No podemos conocerlas todas. El diccionario de la RAE encierra en sus páginas ni más ni menos que 88.000. Pero fijaros que acabo de pronunciar la palabra clave: diccionario.

Seguramente el diccionario es para vosotros una lata. Está asociado a las tareas del colegio: busca en el diccionario las siguientes palabras… y ahí sobrevuela el cuaderno de ejercicios la abubilla, que siempre dudamos si se escribe con b o con v. No sabemos los significados de las palabras y para colmo algunas tienen más de uno… Pero el diccionario, que es una herramienta imprescindible para escribir, lo es también para leer y sobre todo, para comprender lo que leemos, de forma que debiéramos llegar al convencimiento de que el diccionario no es un tedioso libro de estudio, sino un libro esencial y amenísimo que encierra innumerables secretos para el que quiera buscarlos.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Gorigori no es, como Caperucita Roja, un libro de una sola historia, sino de cuarenta y ocho, algunas muy cortas, porque la poesía se vale de pocas palabras aunque muy precisas. Con doce se construye el poema Olivas; con diecinueve León azulado.

Para finalizar, debo manifestar algo obvio. Gorigori es un pequeño museo porque cuelgan de sus páginas cuadros de algunos de los mejores pintores de todos los tiempos: los ya citados Zurbarán y Klee, Velázquez, Goya, Van Gogh, Modigliani, Cezanne, Seurat, Monet, Picasso, Degas, Chagall, Antonio López, Da Vinci, Miró, Munch, Sorolla, Hiroshiga, Klimt y Dalí.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Y además de la reproducción de veinte obras de arte y a través de la indicación que figura en el encabezamiento de cada página, el libro invita a aproximarse a otras, tanto de los mismos autores como de Botero, Warhol, Braque, Romero de Torres, Rousseau, Lichtestein, Malevich, Toorop y otros.

Espero y deseo que Gorigori sea un libro querido por sus destinatarios, que no sea un libro de estantería, uno de esos libros que llegan a la vejez impecablemente polvorientos, sino un libro vivo, de los que se leen en las copas de los árboles, que es el lugar donde deben leerse, según Juan Ramón Jiménez, y que sea un libro que no solo sirva para leer, sino también y  especialmente para releer, porque solo se releen los libros queridos, los libros vivos, los libros al rojo vivo.

Muchas gracias a todos.

MARÍA JESÚS JABATO. Orihuela, 20 de marzo de 2014.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Finalmente, fueron los escolares de Orihuela los que tomaron el protagonismo. Con la implicación del profesorado en las semanas previas a la presentación del libro, las composiciones de “Gorigori” ya llevaban un tiempo sonando en las aulas. Alumnos y alumnas de ocho centros educativos participaron así en un recital público, mostrando de qué manera las palabras de María Jesús Jabato encontraban acomodo en sus voces, en  sus lecturas y en el bagage de sus memorias:

-Colegio Torremendo

-Colegio La Campaneta

-Colegio San Bartolomé

-Colegio Andrés Manjón

-Colegio Manuel Riquelme de Hurchillo

-Colegio Rincón de Bonanza

-Colegio  El Carmen

-Colegio Fernando de Loaces

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Entrega del VI Premio Ciudad de Orihuela: "Gorigori", de María Jesús Jabato.

Con la entrega del VI Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños queda ya convocada la VII edición del certamen cuyas bases se pueden descargar en el archivo que sigue.

El plazo para el envío de originales finalizará el 19 de septiembre de 2014 a las 12:00 horas.

El fallo del jurado se dará a conocer en torno al 30 de octubre, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Miguel Hernández.

BASES VII PREMIO INTERNACIONAL CIUDAD DE ORIHUELA DE POESÍA PARA NIÑOS (pdf)

Convocatoria del VII Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños

Convocatoria del VII Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños


One Response to ‘GORIGORI’, DE MARÍA JESÚS JABATO: PRESENTACIÓN EN ORIHUELA

  1. Pingback: Presentación de Gorigori en Orihuela « María Jesús Jabato

  2. Pingback: Gorigori. Maria Jesús Jabato | Biblioabrazo

Deja un comentario