Mayo en el Espacio Kalandraka de Madrid.

La traductora de “Al otro lado“, Ellen Duthie, acude al ESPACIO KALANDRAKA, en el Barrio de las Letras de Madrid, para departir con los lectores de Maurice Sendak sobre este álbum y sobre la obra del genial autor e ilustrador.

“Al otro lado es una combinación perfecta de dos melodías, una visual y otra sonora, que se entrelazan, sugiriéndonos una abundancia de significados repletos de una ambigüedad casi fastuosa. Es magia y nos resulta a todos -niños y mayores- hipnótico”.
[Ellen Duthie, en el artículo titulado Al otro lado, “Pero no miraba nunca”]

¿Qué valoración hacen los críticos, investigadores y mediadores sobre “Al otro lado”?

Pasar al otro lado, tal como lo propone Sendak, es un movimiento doble para la lectura y para la reflexión. Por un lado, es abandonar prejuicios y dogmas adultos para ponerse en el lugar del niño o de la niña. Por otro, es ir más allá de lo aparente y hurgar en lo que queda oculto, soterrado en los meandros de la sensibilidad, la imaginación y el pensamiento infantil. Es, justamente, lo que caracteriza lo más elevado de la obra de Sendak: lo que hace cuando viaja con Max al lugar Donde viven los monstruos; lo que hace cuando visita con Miguel La cocina de noche. Es lo que hará aquí, cuando acompañe a Aida en su viaje fuera de sí, al otro lado, hacia el lugar adonde ella “no miraba nunca”.
[Germán Machado, en el blog ‘Garabatos y Ringorrangos‘]
“Sendak no renuncia a ser fiel consigo mismo, no busca soluciones fáciles, no es edulcorado ni toma al niño por inútil, al contrario. Sus ilustraciones son espectaculares. Uno no se cansaría nunca de conteplarlas. Se nota la influencia de los pintores románticos alemanes en las mismas. Los vestidos, los detalles, la luz que se advierte, esa especial atmósfera en la que Aida se mueve son piezas fundamentales en el libros. Por otro lado, hay distintos símbolos, el cuerno mágico que Aida siempre toca para entretener a la niña a la  que no mira nunca, el bebé que se convierte en un bebé de hielo, la pérgola, la carta y la voz de su padre, la capa amarilla de su madre, el arroyo, la música, el mar… Al otro lado no es un relato fácil, pero es rotundo y hermoso en su conjunto. Es un relato que merece una lectura atenta y que hará pensar mucho a los adultos y permitirá a los niños sumergirse en un mundo mágico, cercano a los cuentos y a sus propios sentimientos”.
[Anabel Sáiz Ripoll, en el blog ‘Voces de las dos orillas‘]
“Este libro es uno de los que Maurice Sendak consideraba como uno de sus relatos más personales entre los otros que completan la trilogía: “Donde viven los monstruos” y ”La cocina de noche”. Libros que su autor consideró como obras para entender el camino de las emociones de la infancia y entre los que tratará temáticas como el peligro, el miedo, el aburrimiento, la frustración, los celos, la responsabilidad y la valentía, entre otros. Con ello pretendía describir el mundo de los sentimientos infantiles y lograr entender la realidad de sus vidas (…) Sin duda nos encontramos “Al otro lado” como el libro más inquietante, más complejo y sobre todo valiente de Maurice Sendak”.
[Luis Romo, en el blog ‘Soñando cuentos‘]

 

 


Deja un comentario