"Noite estrelada", de Jimmy Liao (Kalandraka Portugal)

Noite estrelada”, de Jimmy Liao, ha recibido el Premio al Mejor Ilustrador Extranjero de Libro Infantil en los Premios Nacionales de Banda Diseñada que se entregan en el marco del 28º Festival Amadora de BD. Junto con la obra del autor chino, ha resultado finalista en esta categoría el libro “O museu em pijamarama”, de Michaël Leblond y Frédérique Bertrand.

El 28º Festival Amadora de BD se desarrolla hasta el 12 de noviembre en la ciudad próxima a Lisboa. Cerca de una treintena de autores no solo de Portugal sino también procedentes de Brasil, España, Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido están participando como invitados en las exposiciones, conferencias y actividades programadas.

Los Premios Nacionales de Banda Diseñada distinguen además los mejores álbumes, fanzines, diseños e ilustradores, entre otros apartados.

Jimmy Liao, premiado en Portugal

KALANDRAKA PORTUGAL publica en el mercado luso la obra de Jimmy Liao. “Noite estrelada” es el cuarto título de su autoría, después de “Desencontros”, “Segredos na floresta” e “O peixe que sorría”. Licenciado en Bellas Artes, es uno de los autores asiáticos con mayor proyección y reconocimiento internacional. Después de trabajar durante 12 años en una agencia de publicidad, una grave enfermedad le llevó a replantear su trayectoria profesional. Así fue como, una vez recuperado, se volcó de forma autodidacta en la ilustración y la escritura. Sus obras para público infantil-juvenil y adulto se han traducido a numerosas lenguas y se han adaptado al cine y al teatro. Un filme basado en “O peixe que sorría” obtuvo en 2006 el Premio Especial al Mejor Cortometraje de Animación del Festival Internacional de Cine de Berlín.

“Noite estrelada” es una historia sobre la soledad y la amistad, la pérdida y el descubrimiento, el crecimiento y cómo el arte y la imaginación pueden ser puentes hacia la libertad. “La noche estrellada” de Van Gogh es el referente artístico de esta obra elaborada con trazos suaves y a la vez intensos, que sustentan los rasgos surrealistas y oníricos tan característicos en el estilo de Jimmy Liao.

 


 

“Noite estrelada”, de Jimmy Liao, vén de recibir o Premio ao Mellor Ilustrador Estranxeiro de Libro Infantil nos Premios Nacionais de Banda Deseñada que se entregan no marco do 28º Festival Amadora de BD. Xunto coa obra do autor chinés, resultou finalista nesta categoría o libro “Museu em pijamarama”, de Michaël Leblond e Frédérique Bertrand.

O 28º Festival Amadora de BD desenvólvese ata o 12 de novembro nesta cidade próxima a Lisboa. Cerca dunha trintena de autores non só de Portugal senón tamén procedentes de Brasil, España, Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Alemaña e Reino Unido están participando como invitados nas exposicións, conferencias e actividades programadas.

Os Premios Nacionais de Banda Deseñada distinguen ademais os mellores álbums, fanzines, deseños e ilustradores, entre outros apartados.

"Noite estrelada", Premio Amadora de BD en Portugal

KALANDRAKA PORTUGAL publica no mercado luso a obra de Jimmy Liao. “Noite estrelada” é o cuarto título da súa autoría, logo de “Desencontros”, “Segredos na floresta” e “O peixe que sorría”. Licenciado en Belas Artes, é un dos autores asiáticos con maior proxección e recoñecemento internacional. Despois de traballar durante 12 anos nunha axencia de publicidade, unha grave enfermidade levouno a reformular a súa traxectoria vital e profesional. Así foi como, unha vez recuperado, volcouse de forma autodidacta na ilustración e na escrita. As súas obras para público infantil-xuvenil e adulto traducíronse a numerosas linguas e foron adaptadas ao cinema e ao teatro. Un filme baseado en “O peixe que sorría” obtivo en 2006 o Premio Especial á Mellor Curtametraxe de Animación no Festival Internacional de Cine de Berlín.

“Noite estrelada” é una historia sobre a soidade a amizade, a perda e o descubrimento, o crecemento e como a arte e a imaxinación poden ser pontes cara á liberdade. “A noite estrelada” de Van Gogh é o referente artístico desta obra elaborada con trazos suaves e á vez intensos, que sustentan os elementos surrealistas e oníricos tan característicos no estilo de Jimmy Liao.

 


Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Noviembre ya, undécimo mes del año, con lecturas de ayer y de hoy para lectores muy pequeños, pequeños, medianos y mayores. Lectoras y lectores de todos los tamaños, de todas las edades, de todas las sensibilidades.

Desde sumarse a la divertida fiesta del murciélago Aurelio, hasta averiguar quién es Un bicho extraño que acude a la sesión de cuentacuentos para bebés, pasando por conocer a los simpáticos personajes de La huerta de Simón. Precisamente, la autora de este relato -la argentina Rocío Alejandro– que ganó el X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, será la invitada especial del ESPACIO KALANDRAKA en este mes. También tendremos la visita de Julia Happymiaow, Inmaculada de Miguel y Margalida Alberti, que participarán en las sesiones de cuentacuentos de los sábados.

Y durante este mes de noviembre continúa la exposición de ilustraciones de Marcos Viso para el poemario Los días liebre, de Clara López.

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

Espacio Kalandraka: noviembre 2017

La inscripción en las actividades puede realizarse por teléfono en el número 91 533 00 28 o por correo electrónico en la dirección espacio@kalandraka.com


Fátima Afonso recibe el Premio Nacional de Ilustración, Portugal

A ilustradora Fátima Afonso recebeu -no festival literário Folio, em Óbidos- o Prémio Nacional de Ilustração, pelas ilustrações do livro «Sonho com asas«.

Fátima Afonso recibe el Premio Nacional de Ilustración, Portugal

A ilustradora Fátima Afonso, recibiu -no festival literario Folio, en Óbidos- o Premio Nacional de Ilustración de Portugal, polas ilustracións de «Sonho com asas«.

Fátima Afonso recibe el Premio Nacional de Ilustración, Portugal

La ilustradora Fátima Afonso ha recibido -en el festival literario Folio, en Óbidos- el Premio Nacional de Ilustración de Portugal, por las ilustraciones de «Sueños de volar«.

 


"Venezia", de David Pintor (Kalandraka) 

El cuaderno de viaje “Venezia”, de David Pintor, ha ganado un premio especial del jurado del IV Festival de Literatura Infantil y Juvenil dedicado al escritor italiano Gianni Rodari, en su ciudad natal. El Ayuntamiento de Omegna y el centro Parco della Fantasia organizan el certamen, que distingue obras en las categorías de álbum ilustrado, cuentos y rimas, y teatro.

“Venezia” es el cuarto volumen de una colección sobre ciudades, entre las que figuran Compostela, Lisboa y Barcelona. Sin más texto que el de la presentación inicial, las sucesivas páginas presentan distintos escenarios de cada urbe que destacan por la mirada imaginativa del autor: su alter ego se desplaza en bicicleta e invita a los lectores a ser partícipes con él de un agradable y solitario paseo.

En el caso de Venezia, el recorrido comprende la isla de Burano, el puente de Rialto, Campo San Polo, la Plaza de San Marcos o el Palacio Ducal, entre otros espacios de su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Surcando las calles inundadas, rodeado de gatos o dejándose llevar en volandas por bandadas de palomas, va captando en su cuaderno algunas paradas de su viaje.

Las perspectivas arquitectónicas, la importancia de la luz y el color, los guiños al Carnaval y a la gastronomía están presentes en este libro de artista.

"Venezia", de David Pintor (Kalandraka)

Este premio especial Gianni Rodari se suma a otros galardones otorgados a David Pintor por su obra como ilustrador y humorista gráfico: Premio Andersen y Città del Sol en Italia, Premio Nami Island en Corea, Premio Society of News Design o Clermont-Ferrand, entre otros. Además, ha sido incluido en la lista The White Ravens en 2009, 2011 y 2014, además de participar en varias ediciones de la Bienal de Ilustración de Bratislava y la exposición de ilustradores de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia.

Han formado parte del jurado la esposa de Gianni Rodari, Maria Teresa Ferretti; el coordinador de la revista especializada Andersen y experto en literatura infantil e historia de la ilustración, Walter Fochesato; la escritora Anna Lavatelli; la edil de cultura de Omegna, Sara  Rubinelli, y el profesor de literatura infantil y juvenil de la Universidad de Génova, Pino Boero.

La entrega del premio se celebrará el próximo 28 de octubre en la clausura del Festival Rodari, poniendo fin a diez días de actividades entre talleres, espectáculos teatrales, lecturas y encuentros de autores con el alumnado de las escuelas de Omegna.

. . . . .

 

"Venezia", de David Pintor (Kalandraka)

O caderno de viaxe “Venezia”, de David Pintor, gañou un premio especial do xurado do IV Festival de Literatura Infantil e Xuvenil dedicado ao escritor italiano Gianni Rodari, na súa cidade natal. O Concello de Omegna e o centro Parco della Fantasia organizan o certame, que distingue obras nas categorías de álbum ilustrado, contos e rimas, e teatro.

“Venezia” é o cuarto volume dunha colección sobre cidades, entre as que figuran Compostela, Lisboa e Barcelona. Sen máis texto que o da presentación inicial, as sucesivas páxinas presentan distintos escenarios de cada urbe que destacan pola ollada imaxinativa do autor: o seu alter ego desprázase en bicicleta e invita os lectores a seren partícipes con el dun agradable e solitario paseo.

No caso de Venezia, o percorrido comprende a illa de Burano, a ponte de Rialto, Campo San Polo, a Praza de San Marcos ou o Pazo Ducal, entre outros espazos do seu centro histórico, declarado Patrimonio da Humanidade pola Unesco. Sucando as rúas inundadas, rodeado de gatos ou deixándose levar por bandadas de pombas, vai captando no seu caderno algunhas paradas da viaxe.

As perspectivas arquitectónicas, a importancia da luz e da cor, as referencias ao Carnaval e á gastronomía están presentes neste libro de artista.

"Venezia", de David Pintor (Kalandraka)

Este premio especial Gianni Rodari súmase a outros recoñecementos outorgados a David Pintor pola súa obra como ilustrador e humorista gráfico: Premio Andersen e Città del Sol en Italia, Premio Nami Island en Corea, Premio Society of News Design ou Clermont-Ferrand, entre outros. Tamén foi incluído na lista The White Ravens en 2009, 2011 e 2014, ademais de participar en varias edicións da Bienal de Ilustración de Bratislava e da exposición de ilustradores da Feira Internacional do Libro Infantil e Xuvenil de Boloña.

Formaron parte do xurado a muller de Gianni Rodari, Maria Teresa Ferretti; o coordinador da revista especializada Andersen e experto en literatura infantil e historia da ilustración, Walter Fochesato; a escritora Anna Lavatelli; a edil de cultura de Omegna, Sara  Rubinelli, e o profesor de literatura infantil e xuvenil da Universidade de Xénova, Pino Boero.

A entrega do premio celebrarase o vindeiro 28 de outubro na clausura do Festival Rodari, poñendo fin a dez días de actividades entre obradoiros, espectáculos teatrais, lecturas e encontros de autores co alumnado das escolas de Omegna.


Espacio Kalandraka: exposición de "Después de la lluvia", de Miguel Cerro.

«Después de la lluvia«, de Miguel Cerro, y «Un clot és per cavar-hi«, traducido al catalán por Miquel Desclot a partir del original de Ruth Krauss y Maurice Sendak, han sido seleccionados por la OEPLI para formar parte de la Lista de Honor IBBY 2018 en la categoría de Ilustración y de Traducción, respectivamente. En total son nueve las obras distinguidas: cuatro en la modalidad de escritores, otras cuatro en la de traductores, siendo “Después de la lluvia” el único título elegido en el apartado de ilustradores.

La obra de Miguel Cerro suma así otro reconocimiento, al tratarse del álbum galardonado con el VIII Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, de formar parte de la Lista de Honor 2016 de la Revista CLIJ y de haber sido designado para participar en la Bienal de Ilustración de Bratislava 2017.

La Lista de Honor IBBY es una selección bianual de los libros “más significativos”, según la OEPLI, y de “gran interés y calidad” que son propuestos por las secciones nacionales de IBBY. Su objetivo es lograr una “mayor divulgación y conocimiento” de estos títulos, y que aumenten las traducciones y ediciones extranjeras “de libros de calidad” para público infantil. 

Durante el próximo 36º Congreso IBBY -que se celebrará del 30 de agosto al 1 de septiembre de 2018 en Atenas- se entregarán los diplomas. En la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia 2019 se presentará la muestra de las obras distinguidas en todo el mundo, que emprenderán un recorrido itinerante por exposiciones y ferias de libros en diversos países.

Miguel Cerro, autor de "Después de la lluvia"

Miguel Cerro (Córdoba, 1985) es diseñador gráfico e ilustrador. Además de libros ilustrados, también ha realizado numerosos trabajos de publicidad y cartelismo. Su obra se ha expuesto en Andalucía y Madrid. Junto con el VIII Premio Internacional Compostela ha recibido reconocimientos en otros certámenes. También ha sido seleccionado para el Catálogo Iberoamericano de Ilustración 2013 y la Bienal de Bratislava 2015. 

Miquel Desclot (Barcelona, 1952) es poeta, narrador, dramaturgo y traductor. Entre las distinciones que ha recibido destacan el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2002, el Premio Josep de Sagarra de traducción teatral 1985, el Premio Generalitat de Traducción 1988 y el Premio Ciudad de Barcelona de Traducción 2016. Como autor de literatura infantil, una de sus obras ha sido incluida por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en la lista de las 100 mejores del siglo XX. Ha adaptado al catalán los títulos de la colección «De la cuna a la luna» creada por Antonio Rubio, así como las versiones de la obra de Maurice Sendak.

 


 

"Un clot és per cavar-hi", de Ruth Krauss y Maurice Sendak

«Un clot és per cavar-hi«, traduït al català pel Miquel Desclot a partir de l’original de Ruth Krauss i Maurice Sendak, i «Després de la pluja«, de Miguel Cerro, han estat seleccionats per l’OEPLI per formar part de la Llista d’Honor IBBY 2018 en la categoria d’Il·lustració i de Traducció, respectivament. En total són nou les obres distingides: quatre en la modalitat d’escriptors, altres quatre en la de traductors, sent “Després de la pluja” l’únic títol escollit en l’apartat d’il·lustradors.

L’obra de Miguel Cerro suma així un altre reconeixement, en tractar-se de l’àlbum guardonat amb el VIII Premi Internacional Compostela per a àlbums il·lustrats, de formar part de la Llista d’Honor 2016 de la Revista CLIJ i d’haver estat escollit per participar en la Biennal d’Il·lustració de Bratislava 2017.

La Llista d’Honor IBBY és una selecció bianual dels llibres “més significatius”, segons l’OEPLI, i de “gran interès i qualitat” que són proposats per les seccions nacionals de l’IBBY. El seu objectiu és aconseguir una “major divulgació i coneixement” d’aquests títols, i que augmentin les traduccions i edicions estrangeres “de llibres de qualitat” per a públic infantil.

Durant el pròxim 36è Congrés IBBY -que se celebrarà del 30 d’agost a l’1 de setembre del 2018 en Atenes- s’entregaran els diplomes. En la Fira Internacional del Llibre Infantil i Juvenil de Bolonya 2019 es presentarà la mostra de les obres distingides en tot el món, que emprendran un recorregut itinerant per exposicions i fires de llibres en diversos països.

Miquel Desclot

Miquel Desclot (Barcelona, 1952) és poeta, narrador, dramaturg i traductor. Entre les distincions que ha rebut destaquen el Premi Nacional de Literatura Infantil i Juvenil 2002, el Premi Josep de Sagarra de traducció teatral 1985, el Premi Generalitat de Traducció 1988 i el Premi Ciutat de Barcelona de Traducció 2016. Com a autor de literatura infantil, una de les seves obres ha estat inclosa per la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en la llista de les 100 millors del segle XX. Com a traductor ha fet les adaptacions dels poegrames “Del bressol a la lluna” creats per l’Antonio Rubio i les traduccions i versions al català de l’obra de Maurice Sendak publicada en el catàleg de KALANDRAKA.

Miguel Cerro (Córdoba, 1985) és dissenyador gràfic i il·lustrador. A més a més de llibres il·lustrats ha realitzat nombrosos treballs de publicitat i cartellisme. La seva obra s’ha exposat a Andalusia i Madrid. Juntament amb el VIII Premi Internacional Compostela ha rebut reconeixements en altres certàmens. També ha estat seleccionat pel Catàleg Iberoamericà d’Il·lustració 2013 i per a la Biennal de Bratislava 2015.

 


Espacio Kalandraka: programación julio 2017

El ESPACIO KALANDRAKA del Barrio de las Letras le da la bienvenida al primer mes de las vacaciones con un programa de actividades para público infantil que abarca las habituales sesiones Cuenta K de los sábados a mediodía para niños y niñas a partir de 3 años, y también cuentacuentos para pre-lectores:

  • LA HORA DEL CUENTO

Sábado 1, 12:00h: Vacaciones divertidas

Vacaciones divertidas, 1 de julio, Espacio Kalandraka

Sábado 8, 12:00h: Vacaciones especiales

Sábado 15, 12:00h: Vacaciones con versos

Sábado 22, 12:00h: Vacaciones con cuentos

* SESIONES PARA BEBÉS

6 de julio, 12:00h: Un viaje con mamá

13 de julio, 12:00h: Un viaje a la luna

18 de julio, 12:00h: Un viaje de noche

"Por el camino", de Mariana Ruiz-Johnson (Kalandraka)

Además, la exposición de ilustraciones que se podrá visitar durante el verano corresponde al libro «El camino de Olaj«, de Mariana Ruiz Johnson. Encuadernado en cartón duro y dirigido a pre-lectores y primeros lectores, este divertido poema-canción está protagonizado por diversos animales que se dirigen a un lugar muy especial transportando alimentos. Destaca el colorido de sus páginas, con figuras dinámicas, expresivas y reconocibles.

Mariana Ruiz-Johnson ha estudiado Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional de Arte, en Buenos Aires. Se formó en la escuela Sótano Blanco con el ilustrador colombiano José Sanabria y asistió a talleres de ilustración en Europa. Imparte clases de procesos creativos en Sótano Blanco y otros seminarios de técnicas en esta misma academia. Además de «Por el camino», también es autora de “Mamá”, que obtuvo el VI Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, al que siguió «El viaje de mamá«.


COMO LA LLUVIA 6.tif

El sol se pone a la misma hora para todos los habitantes de Bombay. Al regresar a sus casas, algunos podrán abrir los grifos para lavarse y preparar la cena. Pero la mayoría, que carecen de  agua corriente, tendrán que repartir entre toda la familia el contenido de los cubos que han llenado en las fuentes públicas… Como Agni, un niño de diez años que ya desde los seis trabaja en un lavadero.

Mientras frota y refrota sin parar, Agni sueña que algún día cambiará su suerte. Su sueño es el de los más de 250 millones de niños y niñas que madrugan cada día, no para ir a la escuela o jugar, sino para trabajar, forzados por las redes de explotación y esclavitud infantil o de forma «voluntaria» para ayudar a sus familias, sumidas en la pobreza.

El 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. «Agni y la lluvia«, escrito por Dora Sales e ilustrado por Enrique Flores, aborda esta lacra con una mirada tierna centrada en el valor de los sentimientos, la esperanza y la voluntad por progresar de su protagonista, que emociona y genera empatía. Las acuarelas de Enrique Flores, que destacan por el trazo rápido e imperfecto, nos transportan al hogar, la barriada, al inmenso tendal…

«…Agni no entiende bien qué es eso de ser pobre. Solo tiene una cosa clara: sus padres, Lalita y él lo son. Y todos los vecinos del barrio, también. Porque cuando los mayores hablan entre ellos, en muchas ocasiones suelen terminar diciendo que son pobres. «No es bueno ser pobre», piensa Agni al recordar las caras tristes de los mayores cuando dicen esa palabra. Al hacerlo nunca sonríen».

Dora Sales, autora de "Agni y la lluvia" (Kalandraka).

«Niños como Agni tienen algo que en otras sociedades más pudientes hemos perdido, que es la solidaridad, la generosidad absoluta»

Dora Sales (Castellón, 1974) es traductora especializada en literatura poscolonial, sobre todo india y africana. Ha colaborado con editoriales como Espasa, Siruela, Random House-Mondadori y Altaïr. Ha preparado ediciones críticas de textos literarios latinoamericanos. Licenciada en Filología Inglesa y doctora en Traducción e Interpretación, actualmente es profesora titular en la Universidad Jaume I. También tiene experiencia en materia de gestión cultural. Entre otros, es autora de los libros “Y oyes cómo llora el viento” (Lóguez) y “Puentes sobre el mundo” (Peter Lang).

La autora presentó «Agni y la lluvia» en la librería Babel de Castellón y, en vísperas del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, firma ejemplares de la obra en la caseta 179 de KALANDRAKA de la Feria del Libro de Madrid. Con ella desgranamos las claves de esta obra.

– ¿Cómo nació la historia de Agni? Desde su origen como proyecto literario hasta su publicación, ¿cómo valora el resultado una vez convertido en libro?

– Cuando yo le envié este texto a Kalandraka la primera vez, en 2009, no le mandé este libro ni esta historia así completa, que ni se parecía. Yo envié algo a la aventura, que había hecho con mucha ilusión, pero en aquel momento no tenía ni por asomo la idea de que esto iba a convertirse en un libro de esta envergadura, de esta extensión, ni de esta naturaleza. Yo mandé diez páginas de las que ha quedado algo, bastante; pero eran diez páginas de lo que en aquel momento creí que iba a ser un cuento corto. Yo no sé qué vio el director, Xosé Ballesteros, en esas diez páginas, pero vio algo, por lo que yo le estaré siempre agradecida.

– Desde 2009 a 2017 ha publicado otros libros, pero ¿acaso este representaría como ninguno el carácter dialéctico del proceso editorial?

– El editor vio algo en Agni; sobre todo, vio a ese niño que tenía una historia que contar, pero no en solo diez páginas. Realmente, a partir de esas diez páginas, él me dijo: «Sigue, sigue escribiendo». Y yo seguí, seguí y le fui enviando versiones. Él me orientaba con sutileza: «Esto lo podías alargar… aquí no acabes tan rápido…». Nunca me decía qué tenía que pasar y yo me fui dejando llevar, un poco como las olas; sin empujarme, pero me iba llevando, hasta que terminó siendo el texto que es ahora y el dijo entonces: «Ya está». Así que este libro lo he escrito yo, pero él también lo ha hecho posible y lo ha hecho existir porque yo no había escrito toda esta historia tal y como es ahora. Por eso le agradezco haber visto potencial en el material original.

– ¿Cómo es Agni?

– Es un  niño tremendamente inteligente dentro de su situación; tiene unas reflexiones que no sólo me he inventado yo, sino que también las tienen niños en esas circunstancias. Sus reflexiones son tan maduras que te sorprenden. De alguna forma, se trata de visibilizar este tipo de situaciones, sin olvidar que -por el tipo de texto que se trata- hay que entretener y, de alguna manera divertir, dentro de lo que se pueda. Para eso está el personaje del mejor amigo de Agni, que es un desastre, pero un desastre maravilloso: el típico amigo que va contigo al fin del mundo aunque no sepa a dónde.

«Es una historia sobre el trabajo infantil, pero yo no quería que fuese todo lo dramática que es la realidad de estos niños y niñas que trabajan»

– En un relato cuyo trasfondo es un tema social tan comprometido y de un calado humano tan preocupante como el trabajo infantil, ¿cómo se combinan la realidad y la ficción?

– «Agni y la lluvia» es muchas cosas en una. Efectivamente, es una historia sobre el trabajo infantil, pero yo no quería que fuese todo lo dramática que es la realidad de estos niños y niñas que trabajan. Sobre todo, es una historia en la que gran parte de lo que sucede es ficción: me lo he inventado yo, es fruto de muchas anécdotas sacadas de contexto que he traído a mi terreno para contar la historia; pero es una historia real. Agni es muchos niños en uno y, realmente, una de las muchas historias que se pueden contar sobre niños trabajadores es la de los niños de Bombay que trabajan en los lavaderos: se pasan todo el día con las manos mojadas, con lo que eso implica de que estén hinchadas y perjudicadas, con horarios tremendos y una pobreza extrema cuyo nivel no podemos ni imaginar.

Dora Sales, autora de "Agni y la lluvia" (Kalandraka).

– ¿Qué mensaje nos transmiten estos niños y niñas que viven su infancia como si fuesen adultos?

– Esos niños existen, los he visto… Y lo que más me chocó e impactó cuando estuve en Bombay es que constantemente se están riendo. Son niños felices, dentro de su circunstancia porque, como mucha gente amiga de allí me explicaba, ellos no tienen con qué compararse, no saben lo que es vivir otra vida; entonces son felices con que salga el sol… ¡con cualquier cosa! Y esa sabiduría que tienen se refleja en esa sonrisa que muestran permanentemente, en esa generosidad real que practican. ¡Yo he visto a niños compartir una galleta entre cinco! Al darles una galleta, no se la comen con el ansia que deben tener, lógicamente, porque son criaturas que, en su gran mayoría, están desnutridas. Niños como Agni tienen algo que en otras sociedades más pudientes hemos perdido, que es la solidaridad, la generosidad absoluta. Muchas de las cosas que suceden en la historia -el contexto cultural- son reales, parten de mis propias vivencias en Bombay; es el Bombay que yo conozco, las calles que yo conozco, las comidas que yo conozco… es ‘mi’ Bombay. En ese sentido, también es un pequeño homenaje a esa ciudad.

«Son niños felices, dentro de su circunstancia, porque no tienen con qué compararse, no saben lo que es vivir otra vida»

– ¿Cómo ha abordado el contexto próximo al protagonista de esta historia y, en especial, las repercusiones que rodean el fenómeno del trabajo infantil?

– He tratado de construir la historia fuera del cliché de la típica familia padre-madre-hermano-hermana. Existe ese núcleo, pero aquí hay además un hermano mayor, que es hijo de otra madre, porque las familias son ante todo cariño y no importa de quién seas hijo. Toda la base y la historia cultural son reales; el niño es real, o más bien lo que le pasa. Son niños y niñas que existen y, sobre todo, su gran carencia -no solo la carencia vivencial de la pobreza en la que viven- es educativa, porque son niñas y niños que trabajan desde muy pequeños y no acceden al colegio. Desde hace algunos años ya empieza a haber proyectos para tratar de llevar a esos niños a la escuela, aunque sigan trabajando, porque es muy difícil sacarles por completo del trabajo cuando ese empleo es el sustento de su familia, o gran parte de lo que necesita esa familia para salir adelante.

– Sin embargo, el protagonista del libro no es el eje de la historia. ¿Qué otro personaje femenino representa ese papel fundamental?

– Agni tiene una hermana pequeña. Este personaje es el drama de la historia, en el sentido aristotélico; es decir, lo que empuja a la acción: esa niña que tiene cuatro años, que está creciendo, que dentro de poco también tendrá que empezar a trabajar. Agni y su hermano quieren que esa niña no trabaje, que pueda tener una oportunidad de no trabajar. Esto, en cualquier circunstancia, es importante y marca la cuestión del género. Pero en un lugar como la India todavía más, porque allí, hasta hace poco, y sobre todo en determinadas zonas, tener una hija era como una desgracia. Tenían que ‘colocarla’, no eran consideradas como algo productivo. Entonces, que una familia tan pobre, pero tan inteligente, llena de valores, con esa inteligencia emocional -que es la que importa como motor para cualquier otro tipo de inteligencia- se preocupe, y especialmente los hermanos (los padres también, pero ellos ya arrastran su propio drama) para que la hermana menor no tenga que llegar a la situación a la que los mayores han llegado, es muy importante. Las personas que dirigen los proyectos para que esto se canalice, también son mujeres, representantes de una generación real y actual de gente que está dentro de contextos donde el machismo es muy acusado. Pero están haciendo cosas distintas, teniendo en cuenta esa igualdad que es tan necesaria entre niños y niñas. De un modo muy sutil, esta mirada también quería dejarla presente en la historia.

Dora Sales, autora de "Agni y la lluvia" (Kalandraka).

– ¿Hasta qué punto «Agni y la lluvia» contribuye a agitar conciencias y hacer un llamamiento a la solidaridad y la sensibilidad de la población para combatir la lacra de la explotación infantil?

– Proyectos como el que de alguna manera se narra en la historia, de escuelas muy pequeñas que a lo mejor terminan educando a un máximo de 20 niños y niñas, existen y son reales. También está la idea de que por muy pequeño que parezca ese tipo de proyecto -porque 20 en un contexto de cientos de niños trabajadores, parece muy pequeño-, es más que ninguno. Más valen 20 niños y niñas estudiando y recibiendo por lo menos la educación mínima para aprender a leer y escribir, sumar y restar, que nada. Cuando vemos tragedias y pensamos que no podemos ayudar, cierto es que no podemos arreglar el mundo, pero a lo mejor podemos contribuir en algo concreto. Y esto, por pequeño que parezca, siempre es algo más que nada.

– Ni siquiera el nombre de la niña es casual. ¿Detalles como ese redundan en la credibilidad y la verosimilitud del relato?

– Todos los nombres de los personajes y sus significados son de verdad, y están pensados desde el simbolismo. Lalita significa ‘la que juega’. Y es lo que los hermanos quieren: que pueda seguir jugando mientras sea niña y no tenga que trabajar como ellos desde tan pequeños.

«Su gran carencia -no solo la pobreza en la que viven- es educativa, porque son niñas y niños que trabajan desde muy pequeños y no acceden al colegio»

– ¿Cuál es la clave para, sin obviar que se trata de una historia triste, envolver esa melancolía de luminosidad y esperanza?

– Esa era la idea: contar una historia que, de fondo es muy dura; en ningún momento se le quita hierro a esa dureza, pero se cuenta con un tono que Xosé Ballesteros me ayudó a encontrar para poder entretener, divertir y hacer pensar. Porque, ante todo, es literatura.

– Sobre el carácter atemporal y universal de un tema como el trabajo infantil, ¿aspira a que la historia de Agni llegue a ser conocida en más países?

– Como traductora, me encanta que «Agni y la lluvia» se haya publicado simultáneamente con traducción al catalán y al gallego. Es un lujo para una traductora ser traducida; el colmo de la ilusión. Ahora espero que pueda llegar a otras lenguas para que la historia de este niño -que es uno de tantos, pero perfilado con muchos matices- pueda seguir circulando y viajando por el mundo.

Dora Sales, autora de "Agni y la lluvia" (Kalandraka).


Querido amigo, admirado autor, encantador de palabras, dulce sonrisa, pícara mirada,
te llevamos y llevaremos siempre en nuestro corazón.
…TIM BOWLEY, IN MEMORIAM…
(1945 · 2017)

No recuerdo cuál fue el lugar exacto en el que escuché por vez primera a Tim Bowley.  Quizás fue en el Maratón de Cuentos de Guadalajara, o quizás en el Festival das Palavras Andarilhas, en Beja. Pero sí recuerdo la primera imagen que tuve de Tim: sentado al lado de Casilda, su traductora y acompañante en los últimos años del siglo pasado. Y, para ser más preciso, lo que realmente recuerdo fue el tono de su voz, su profundidad, su cadencia, su armonía.

Cuando Tim comenzó a contar, me sentí transportado por unos instantes a la corte del Rey Carmesí; porque aquella voz me evocaba parajes medievales y bucólicos, y palabras desconocidas que mi mente asoció automáticamente al legendario álbum de King Crimson. Nunca le pregunté a Tim si a él le gusta el rock progresivo de los Crimsom o si, algún día antes de llegar a ser el gran contador que conocemos, recitó la introducción de Lord of the Ages  de Magna Carta. En cualquier caso, Tim Bowley pasó a ser para mí el gran bardo que me hizo degustar palabras desconocidas hasta convertirlas en melodía:

Lord of the Ages, nobody knows
Whither he goes, nobody knows

Tim es el señor de las palabras porque las sabe todas, y las talla, las modula, las transforma, las hace minúsculas o grandiosas -según convenga- y las regala al público para que las saboreemos como un exquisito manjar. Porque Tim tiene ese don.

También ha tenido el don de encontrar siempre la mejor compañía para traducir sus cuentos. Casilda primero y Charo Pita después, han recorrido junto a Tim toda la Península Ibérica deleitando a todo tipo de auditorios. Ese era el Tim que conocíamos en Kalandraka, el que nos visitó en las primeras ediciones del Salón del Libro Infantil y Juvenil que organizamos en Pontevedra; al que volvimos a ver en Arenas de San Pedro y en tantos otros lugares.

Tim se nos descubrió como un gran escritor cuando la editorial Raíces publicó Semillas al viento en 2001, con traducción de Casilda Regueiro.

En este libro Tim fijaba por escrito una parte de su amplio repertorio y lo hacía con un estilo ágil, fresco y preciso. Conseguía que su prosa transmitiese una de las virtudes que Italo Calvino propuso en sus Siete propuestas para el próximo milenio: la levedad. Tim escribe con la ligereza y con la astucia de Perseo. Y al leer los 30 cuentos que conforman Semillas al viento comprendí que Tim Bowley es un gran contador, pero también es un gran escritor y un gran lector.

Pero aún me faltaba conocer una nueva faceta de Tim: la de escritor de literatura infantil. Un día del año 2004 Tim me llamó para decirme que tenía un texto que quería mostrarme, pues él creía que podría convertirse en un álbum ilustrado. En este punto debo hacer una aclaración: a Kalandraka llegan cientos de proyectos de autores y autoras que desean ver publicadas sus obras. Cuando quien la presenta es una persona amiga siempre se nos plantea una situación delicada: si consideramos el proyecto interesante, lo hacemos nuestro y lo convertimos en libro; pero si creemos que no aportará nada nuevo en ese extenso bosque de papel que configuran los libros ya en circulación (no olvidemos que anualmente se publican en España más de 18.000 nuevos títulos de LIJ) resulta ingrato tener que decirle a un amigo “tu propuesta no encaja en nuestro catálogo”.

Por suerte, el texto que Tim nos presentó superaba con creces los mínimos establecidos en nuestros criterios de selección. Lo titulaba Jamie planted an acorn, (Jaime y las bellotas) y nos propuso que lo ilustrase su amiga Inés Vilpi, cuyas imágenes resultaron ser un complemento ideal, aportando colorido, calidez y sensibilidad a una narración que trata de la vida misma y de sus circunstancias.

Jaime plantó una bellota, pero…  antes de que pudiese crecer, una ardilla la desenterró y la escondió. Jaime plantó una bellota, germinó y brotó de la tierra, pero…

Así comienza una sucesión de escenas, narradas de modo ágil, breve y repetitivo. Porque Jaime no se da por vencido cuando su primera bellota no crece: planta otra pero los animales la pisan; otros mosdisquean los brotes que empezaban a nacer; los niños estropean el arbusto germinado con otra semilla; los leñadores talan el árbol que había llegado a hacerse alto y fuerte… hasta que la enésima bellota de Jaime se convierte con el paso del tiempo en un roble robusto que da como fruto… más bellotas.

Historia circular, cíclica, que cuando acaba puede volver a empezar. Como cada roble que echa raíces tras superar los incalculables avatares que lo amenazan, el cuento de Tim Bowley nos transmite, ante todo, el valor de la perseverancia.

Y como la vida sigue, un año más tarde Tim nos ofreció un nuevo texto de su autoría: Amelia wants a dog (Amelia quiere un perro). De nuevo tuvimos la satisfacción de decirle “OK, Tim, vamos a publicarlo”. En esta ocasión, las ilustraciones de André Neves nos permitieron verle la cara a la simpática y traviesa Amelia. En esta obra, Tim nos demuestra su conocimiento de la psicología infantil y, especialmente, su capacidad para encontrar el tono adecuado. Él es el narrador, pero nos habla desde su propia infancia porque es capaz de volver a ser un niño. Y esa habilidad solo la tienen los grandes autores y autoras: Maurice Sendak, Astrid Lingren, Leo Leonni.

Dice el escritor Javier Marías que es un milagro que un título siga vivo en un catálogo pasados los años, pues vivimos en el tiempo de la inmediatez. Pero hay libros que perduran, como los de Tim Bowley, porque son esenciales.

Esenciales son también los cuentos maravillosos que Tim fijó por escrito en sus recopilaciones El Rey Oso Blanco o No hay escapatoria, ilustradas por Óscar Villán. Cuentos del mundo sobre reyes y princesas, mundos fantásticos y animales parlantes. El humor y la alegría, la ternura, el miedo y el terror, están presentes en estas historias que nos permiten hacer viajes imaginarios hasta valles profundos, bosques enmarañados o altas montañas, para experimentar aventuras trepidantes y conocer  personajes inauditos. Cuentos maravillosos llenos de sabiduría.

Lord of the Ages, nobody knows
Whither he goes, nobody knows

El Señor de las palabras, Tim Bowley, escribió en 2008 sus Tales from nowhere. Historias de ninguna parte, editado por Palabras del Candil. Quizás sea este su libro más personal. Yo sigo visitando al Tim ‘autor’, a menudo, en el último cuento de su libro: un jardín al aire libre que rebosa de pájaros que pían, insectos que zumban y mariposas que aletean mientras los árboles, los arbustos y las malas hierbas pugnan por hacerse un hueco soleado. Cerca de ese jardín está la casa de Amelia y su perro, y más cerca, pegadito al jardín, está el viejo Jaime, viendo pasar la vida bajo la sombra del roble.

Está contento.

Las palabras de Tim germinan cada vez que alguien abre uno de sus libros. ¡Gracias por sembrar tantas historias!

 

Xosé Ballesteros, director de KALANDRAKA

[Artículo publicado en el Boletín nº52 de Abril de 2017 de la Asociación de Profesionales de la Narración Oral de España, AEDA]


La caseta de KALANDRAKA en la 76ª Feria del Libro de Madrid es el punto de encuentro de los autores e ilustradores de los Libros para soñar con el público. De todas las edades nos visitan; para todas las edades hay propuestas de lectura en la caseta 179; de todos los tamaños, colores, temáticas y gustos…

Quesia, compositora e intérprete en "Cifra y aroma" (Kalandraka).

Quesia

Gracia Iglesias, autora de "El Hilo" (Kalandraka).

Gracia Iglesias

Emilio Urberuaga y Antonio Sandoval, autores de "El árbol de la escuela" (Kalandraka).

Emilio Urberuaga y Antonio Sandoval, con las libreras de LIBROS PARA SOÑAR

Miguel Ángel Pacheco, ilustrador de "Poemas de la Oca Loca" (Kalandraka).

Miguel Ángel Pacheco

MariA JOsé Martín Francés, autora de "Las tres princesas pálidas" (Kalandraka).

MaríA JOsé Martín Francés

Antonio Rubio

Antonio Rubio

David Pintor en la caseta de KALANDRAKA

David Pintor

Rafa Ordóñez, autor de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Rafa Ordóñez

 


Stand de KALANDRAKA en Bolonia 2017

Ha llegado a su fin la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia, con Cataluña y Balerares como cultura invitada de esta 54ª edición. Atrás quedan cuatro días de intenso trabajo en el stand de los ‘Libros para soñar’ de KALANDRAKA, por el que han pasado muchos autores e ilustradores, tanto a firmar ejemplares de sus obras como a presentar nuevos proyectos o estrechar sus lazos de colaboración con la editorial.

Hemos tenido la fortuna de compartir momentos inolvidables con dos grandes figuras de la ilustración actual: Carme Solé Vendrell y Roberto Innocenti. Y el público ha acogido con entusiasmo la presencia de André Neves, Gabriel Pacheco, Arianna Papini, Rebeca Luciani, entre otros artistas y escritores.  

Roberto Innocenti y Carme Solé en Bolonia 2017

André Neves y Gabriel Pacheco en el stand de KALANDRAKA

André Neves y Gabriel Pacheco

Antonis Papatheodoulou, Rebeca Luciani, Roberto Innocenti y Nadia Menotti

Antonis Papatheodoulou, Roberto Innocenti, Rebeca Luciani y Nadia Menotti

Dani Torrent, Zuzanna Celej y Arianna Papini

Dani Torrent, Zuzanna Celej y Arianna Papini

Gracia Iglesias e Isidro Ferrer

Gracia Iglesias e Isidro Ferrer

Además de la dinámica propia del stand en el marco de la feria, KALANDRAKA también ha organizado la presentación de «Los tres cerditos» (I tre porcellini) en la Librería Trame de Bolonia, con la participación de Xosé Ballesteros y Marco Somà, adaptador e ilustrador de la obra.

Presentación de "Los tres cerditos" en Librería Trame de Bolonia

Como gran escaparate internacional que es de todo lo que abarca el ámbito de la Literatura Infantil y Juvenil, en la Feria de Bolonia se han presentado destacadas iniciativas como la exposición «Libros sin palabras: destino Lampedusa», en la que «Barcelona«, de David Pintor, ha sido uno de los diez títulos seleccionados; la muestra de las obras distinguidas en la selección The White Ravens 2016, con la edición en galego de «Teño uns pés perfectos«, de María Solar y Gusti, entre las 200 propuestas de lectura escogidas en todo el mundo; o el premio Astrid Linguen Memorial Award, que ha recaído en el ilustrador alemán Wolf Erlbruch

Wolf Erlbruch, Premio Astrid Lindgren

"Teño uns pés perfectos", en la exposición The White Ravens

Los ‘Libros para soñar’ de KALANDRAKA, que este año cumplen 19 años llegando a hogares, librerías, bibliotecas… también han estado representados en el stand de Galicia. Queda todavía un largo camino por delante para lleguen a soplar tantas velas como el equipo de la editorial La Joie de Lire: desde 1987 publicando libros de calidad desde Ginebra. Que sea por muchos años más y que su trayectoria nos siga inspirando.

Libros de KALANDRAKA no stand de Galicia en Boloña

30º aniversario La Joie de Lire