Revista CLIJ nº260: portada dedicada a "Donde viven los monstruos", de Maurice Sendak.

EL AÑO SENDAK DE KALANDRAKA

En el año 1998, con 70 años cumplidos, Maurice Sendak recordaba en Home-Art Magazine  una escena de su niñez:

“Cuando mi padre me leía, me recostaba sobre él y yo pasaba a formar parte de su pecho o su antebrazo. (…) Cuando no solo oyes un cuento entrañable, sino que además eres abrazado por la persona más importante en el mundo para ti, la conexión que se establece dura toda la vida”.

El padre de Maurice, Philip Sendak, era polaco y había emigrado a Nueva York  en 1913. Allí se casó con Sarah Schindler, también polaca. La pareja se estableció en Brooklyn,  como muchos otros inmigrantes judíos. Philip trabajaba como sastre y de noche relataba a sus tres hijos cuentos de la tradición popular europea y del folklore judío. Philip, sin entonces poder adivinarlo, estaba sembrando en la memoria de Maurice parte del imaginario que algún día se materializaría en arte.

Pero Philip no solo entregaba palabras a sus hijos en el acto de contar, como relató el propio Maurice; las palabras se entregaban con afecto y esta relación emotiva facilitaba que germinasen los recuerdos del que sabía que jamás volvería a sus orígenes;  lograba que la memoria de la tribu no se desvaneciese entre las altas torres que se alzaban en Manhattan. En 1985, Harper Collins publicó In Grandpa’s House, con textos de Philip Sendak  e ilustraciones de su hijo Maurice. El libro fue dedicado a Sarah.

Un proyecto editorial

En 1998, año en el que fundamos Kalandraka, pocos títulos de Sendak se podían encontrar en las librerías españolas: apenas  Donde viven los monstruos (en versión tapa dura y tapa blanda en formato vertical) y la serie Osito, con textos de  Else Holmelund Minarik. Hacía años que La cocina de noche, traducida magistralmente por Miguel de Azaola, había sido descatalogada en Alfaguara, al igual que la Mini-biblioteca traducida por Gloria Fuertes y El letrero secreto de Rosie, con traducción de Eduardo Lago. En el resto de las lenguas peninsulares, incluido el portugués, Sendak estaba inédito.

Imagínense qué alegría sentimos en la editorial cuando en el año 2000 Harper Collins nos permitió publicar Where the Wild Things Are en todas las lenguas oficiales, a excepción del castellano. Al año siguiente, nuestra alegría aumentó cuando conseguimos, a través de la agencia Sandra Bruna, las licencias para publicar en gallego Fly By Night, de Randall Jarrell, con ilustraciones de Sendak.

Ambos logros fueron importantes para el devenir de nuestro proyecto editorial, pero la cima Sendak de esa década la alcanzamos en 2009 cuando publicamos en portugués Onde vivem os monstros, porque desde nuestro catálogo ya podíamos ofrecerle al público lector la obra maestra del álbum ilustrado en todas las lenguas oficiales de la península, salvo en castellano.

Posteriormente lo intentamos con La cocina de noche, pero negociar los derechos de Maurice Sendak después del estreno de la película Where the Wild Things Are se había convertido en algo imposible. Tres años después, en mayo de 2012, fallecía Maurice Sendak.

En Kalandraka esperamos pacientemente y no desistimos en nuestro empeño; nos resistíamos a aceptar que la amplia obra de este gran creador siguiese siendo tan desconocida. Por fin, en 2013, algo se movió en el universo Sendak: los administradores de su legado decidieron agrupar toda su obra y encargar la gestión de sus derechos para todo el mundo a The Wylie Agency, a la que enseguida nos dirigimos para proponer la publicación -en todas las lenguas peninsulares- de los dos títulos que conforman, junto con Donde viven los monstruos, la trilogía canónica de Sendak: La cocina de noche  y Al otro lado.

Se trata de tres ensoñaciones que, con distintos planteamientos, presentan “cómo controlan los niños diversos sentimientos (el peligro, el aburrimiento, el miedo, la frustración, los celos) y logran entender las realidades de sus vidas”, explicó Sendak.

La tramitación se nos antojaba larga y compleja, conociendo la trayectoria de un agente cuyos competidores han dado en apodarle gráficamente como “El Chacal”.

A finales de la primavera de 2013 la agencia nos informó de que estaban “ordenando” la obra de Sendak y que deseaban publicar en distintas lenguas una gran parte de su obra, pero a través de una única editorial de referencia. Entre todas las candidaturas que habían recibido, Kalandraka recibía una oferta formal para convertirse en la editora de Sendak en España y en Portugal.

¿Se imaginan cómo recibimos la noticia en Kalandraka? Para comenzar, había que acordar la publicación de 18 títulos para los años 2014 y 2015 ¡en cinco lenguas! Entre las obras seleccionadas se encontraba Donde viven los monstruos, en castellano y para todo el mundo.

Revisar y valorar la extensa bibliografía del autor fue una ardua tarea; planificar y negociar el calendario de publicación, también. Entre los compromisos adquiridos, que la producción de todos los libros se hace en España, con un seguimiento directo por parte del equipo de diseño de Kalandraka; y que son los sucesores de Sendak quienes supervisan cada una de las obras publicadas, cuyos formatos se ajustan exactamente a los originales aprobados en su día por el propio Maurice Sendak.

Porque la fidelidad con la obra primigenia es una de las mejores cualidades de los libros que los lectores tienen en sus manos, sobre todo en el caso de Donde viven los monstruos, de cuyas ilustraciones Sendak había aprobado una nueva digitalización antes de su muerte.

“Fue mi primer gran, gran libro. Fue un enorme riesgo porque, mientras lo estaba haciendo, nadie en la editorial confió en mí. Prohibieron el libro, recibió críticas terribles. Se hizo muy famoso pero hicieron falta dos años para que los bibliotecarios se dieran cuenta de que todos los niños lo pedían una y otra vez”, afirmó Maurice Sendak sobre una obra que sería colmada de premios: School Library Journal Best Book, Caldecott Honor Book, American Book Award, Horn Book Fanfare, National Book Award, Library of Congress Children’s Books.

Sendak, el provocador

La investigadora Mónica Klibanski llama la atención sobre el debate “todavía vigente” del “exceso de psicologismo” que padecen los adultos que ponen reparos a un libro “innovador, diferente e incómodo que transgredía las esquemáticas limitaciones de aquello que se consideraba un libro de cuentos adecuado para los niños”.

Los libros de Sendak -prosigue esta experta- “ponen en cuestión esa perspectiva restrictiva sobre lo que les está permitido a los chicos sentir, pensar y significar”. Tantos años después, esa mirada cargada de “moralina, paternalismos y pedagogismo” sigue coartando el acceso de los lectores infantiles y juveniles a determinadas propuestas abiertas a la experimentación y la ambigüedad, la incorrección política y la vanguardia estética.

El excesivo conservadurismo de la sociedad norteamericana fue el que también llevó a La cocina de noche a figurar en la antipática lista de los 100 libros más provocadores, según la American Library Asociation, y a estar censurado en las bibliotecas públicas y escolares de los Estados Unidos. “Es evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida. Parece que un niño pequeño desnudo sin su pijama es más monstruoso para algunas personas que cualquier otra monstruosidad del mundo”, argumentó Sendak frente a esos ataques a una obra deudora del “temperamento infantil” del autor.

Nuevamente, la crítica especializada volvió a encumbrarla con prestigiosas distinciones: New York Times Outstanding Book of the Year, Caldecott Honor Book, School Library Journal Best Book, New York Times Best Illustrated Book, ALA Notable Children’s Book, Library of Congress Children’s Books.

No fue cuestión menor abordar las traducciones de estas obras. Algunos títulos de Sendak ya habían sido publicados anteriormente en castellano y deseábamos recuperar o mantener las traducciones por respeto no solo al gran trabajo de los traductores, sino también al público. La respuesta de Miguel de Azaola (La cocina de noche), Agustín Gervás (Donde viven los monstruos) y Rosa Puncel (colección Osito) fue afirmativa y generosa. Sus traducciones tendrán una nueva vida; también las que en su día hizo Gloria Fuertes para la Mini-biblioteca, gracias a la colaboración de la Fundación que lleva su nombre.

En el resto de las lenguas contamos con traductores tan solventes como Miquel Desclot en catalán, Xosé M. González Barreiro en gallego, Manu López Gaseni en euskera, Carla Maia de Almeida en portugués y Ellen Duthie, especialista en la obra de Sendak en castellano.

Todo Sendak en castellano

Tras la publicación de La cocina de noche y la edición especial de Donde viven los monstruos, el “Año Sendak de Kalandraka” se completará con Al otro lado, la serie  Osito formada por  Osito, La visita de osito, Un beso para osito y otros dos títulos, Mini-biblioteca y Bumble Ardy. Una iniciativa que tendrá continuidad durante 2015.

Como editores, somos conscientes de la responsabilidad asumida al plantearnos el reto de publicar la obra de Sendak. En poco tiempo, será el autor del que más títulos tengamos en el catálogo de los Libros para Soñar, será nuestro suelo y deseamos que sea un suelo tan firme y tan mullido como la hierba que pisaba Osito.

Sendak representa una ruptura en la forma de entender la LIJ, una revolución a la hora de ofrecer libros a los niños, un torrente de genialidad de la que se nutren y seguirán alimentándose ilustradores de todo el mundo. Nuestro objetivo es que la obra de Maurice Sendak siga viva y pueda estar a disposición de los muchos lectores que deseen adentrarse y disfrutar de estas fantásticas obras. Porque como afirmó el propio Sendak:

“La fantasía es la esencia de toda escritura para niños, como creo que lo es para cualquier tipo de libro, para cualquier acto creativo y, tal vez también, para el acto de vivir”.

………………………………………………

Xosé Ballesteros, director de Kalandraka

[Artículo publicado en el nº260 de la Revista CLIJ: págs. 54-57]


"Elefante un guisante", de Rafael Ordóñez y Marc Taeger. (Foto, Marc Taeger).

“Historia de la vida de un cuento” es el título de un reportaje de Sara Vila publicado el 6 de julio de 2014 en el Diario de Pontevedra, con fotografías de Rafa Fariña, Alba Sotelo y David Freire.

El ilustrador Marc Taegerr cuenta el proceso creativo y de producción de “Elefante, un guisante“, con texto de Rafael Ordóñez, publicado también en gallego con el título “Elefante comellón“.

………………..

“Historia de la vida de un cuento” é o título dunha reportaxe de Sara Vila publicado o 6 de xullo de 2014 no Diario de Pontevedra, con fotografías de Rafa Fariña, Alba Sotelo e David Freire.

O ilustrador Marc Taeger conta o proceso creativo e de produción de “Elefante comellón“, con texto de Rafael Ordóñez, publicado tamén en castelán co título “Elefante, un guisante“.

Diario de Pontevedra, 6 de julio de 2014.

En el estudio de su casa buenense todavía guarda los primeros esbozos en varios cuadernos. En ellos quedaron retratadas las primeras versiones de los personajes principales del cuento.

Marc quiso utilizar la técnica del linograbado, un método parecido al estampado y que consiste en grabar el dibujo sobre linóleo y luego imprimirlo en papel al pasarlo a través de un tórculo (dos rodillos apretados entre los cuales pasa la plantilla y el papel para que quede bien impreso.

Diario de Pontevedra, 6 de julio de 2014.

Al final, el resultado es obra del trabajo plástico de un artista que se esfuerza por crear un libro que es también una pieza de arte, con cada detalle medido al milímetro. Como la tipografía de la portada, que imita, los primeros tipos de madera de las imprentas. O las imperfecciones en los dibujos, que aportan un toque rústico.

Esta parte del proceso de impresión se desarrolla en Poio, donde se reúnen el ilustrador, un responsable de la editorial y otro de la imprenta para ver el resultado. El traqueteo de las máquinas y el olor a papel y a tinta inunda el ambiente de Gráficas Anduriña. Marc Taeger espera para ver sus dibujos ya en la versión definitiva.

EL PROCESO, EN IMÁGENES

Primeros bocetos del ilustrador Marc Taeger.

Proceso creativo de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso creativo de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Comienza el proceso de elaboración de las planchas que servirán para obtener las ilustraciones originales, con la técnica del linograbado.

Proceso de elaboración artística de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso creativo de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso creativo de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso de elaboración artística de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

En la mesa de trabajo de la Escuela Municipal de Artes y Oficios (EMAO) de Vigo, para el proceso de entintado de las planchas.

Proceso de elaboración artística de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso creativo de "Elefante, un guisante", foto de Marc Taeger.

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

En el proceso de producción de las ilustraciones originales, Marc Taeger ha contado con la colaboración de dos profesores de la EMAO de Vigo: Alba Pardo y Federico Fernández.

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Pasando las planchas entintadas por el tórculo de la EMAO para obtener las impresiones de las ilustraciones originales.

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso Proceso de producción de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Taller de la Escuela Municipal de Artes y Oficios (EMAO) de Vigo.

Proceso de elaboración de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

Dejando secar las láminas impresas en las bandejas del taller.

Proceso Proceso de producción de las ilustraciones originales de "Elefante, un guisante" (Kalandraka).

El proceso de impresión del libro se ha realizado en Gráficas Anduriña, en Poio.

En la imprenta, el proceso de producción de "Elefante, un guisante" (Kalandraka), foto de Marc Taeger.

En la imprenta, el proceso de producción de "Elefante, un guisante" (Kalandraka), foto de Marc Taeger.

En la imprenta, el proceso de producción de "Elefante, un guisante" (Kalandraka), foto de Marc Taeger.

El libro impreso, en el escaparate de la librería Libros para Soñar, de Vigo. Diseño, elaboración y montaje del ilustrador Marc Taeger.

El libro, en el escaparate en la librería Libros para Soñar (Vigo).

El libro, en el escaparate en la librería Libros para Soñar (Vigo).


"12 poemas de Federico García Lorca ilustrados por Gabriel Pacheco" (Kalandraka).

La Revista de Literatura Infantil y Juvenil Babar ha publicado un artículo del editor Antonio Ventura sobre el libro “12 poemas de Federico García Lorca” ilustrados por Gabriel Pacheco.

Reproducimos a continuación su valoración sobre esta obra, agradeciendo su generosa lectura de unas páginas elaboradas con el respeto y la admiración del equipo de KALANDRAKA por el legado literario del poeta granadino, que tan bien ha reinterpretado el ilustrador mexicano con imágenes de extraordinaria belleza y simbolismo.

12 POEMAS DE FEDERICO GARCÍA LORCA

Son ya unas cuantas las veces que algunas editoriales han realizado una selección de poemas de García Lorca pensando en los lectores pequeños, pero nunca hemos encontrado una edición ilustrada en formato álbum ni un cuidado en su producción como en este libro, ilustrado por Gabriel Pacheco.

Quizá lo primero que habría que decir de este espléndido libro es que no se trata de una obra estrictamente para niños, más bien cabría decir que estamos ante un libro de arte para todas las edades.

La acertada selección, realizada por Antonio Rubio y Manuela Rodríguez, rescata unos cuantos poemas de Federico que reflejan en toda su dimensión ese mundo singular del gran poeta granadino. Bien podrían ser otros los poemas, y el libro tener igual entidad, pero la presencia de “Despedida” o “Vals de las ramas” hacen de esta pequeña antología una acertada muestra de la obra lírica de García Lorca.

Magnífico el contenedor: la cubierta, con una ilustración que la abarca entera, las austeras guardas, el ahuesado papel satinado mate, excelente para mostrar el universo gráfico del ilustrador mexicano, el azul de los títulos de los poemas, como escapado de sus imágenes, la biografía del poeta —no hay que olvidar la historia, de lo contrario, estaremos condenados a repetirla—, y las palabras últimas de Gabriel, verdadera confesión poética, broche acertado para un libro memorable, en el que lo único gratuito y ajeno a su estética es la tipografía pretendidamente manuscrita de “12 poemas de”.

Siempre que entramos en una ilustración de Gabriel Pacheco accedemos a un escenario. Un escenario inquietante en el que asistimos a una leve representación: lo imaginado, lo intuido, lo interpretado por el creador.

Cuando se trata de un texto narrativo —tenga o no texto— ese escenario se prolonga en varias imágenes en el transcurso del cuento. Aquí, son doce pequeños escenarios íntimos, como una pequeña plaza, en los que sus delicados personajes escenifican una mínima comedia, o tragedia, silenciosa, ensimismada, ausente de la mirada del espectador. Esos personajes no están posando para el usuario, ¿acaso lo hacen para el poeta?, ¿qué diálogo secreto mantienen con su hacedor?

De un gris craquelado a unos sucios azules luminosos oscilan estos escenarios ausentes de decoración; si acaso, una pequeña nube que pasa, y en ellos, unos frágiles actores conversan con la nada, con el vacío, con la soledad y, también, con nosotros.

Son, como dice Gabriel en su pequeño texto, como la mariposa del amor, y digo yo, que nunca se deja atrapar.

 Antonio Ventura (publicado en Babar, 09/07/2014)

"12 poemas de Federico García Lorca ilustrados por Gabriel Pacheco" (Kalandraka).

"12 poemas de Federico García Lorca ilustrados por Gabriel Pacheco" (Kalandraka).

"12 poemas de Federico García Lorca ilustrados por Gabriel Pacheco" (Kalandraka).

"12 poemas de Federico García Lorca ilustrados por Gabriel Pacheco" (Kalandraka).


"Migrar", de José Manuel Mateo y Javier Martínez Pedro.

En la 43ª Cumbre de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana, celebrada en junio, los presidentes de República Dominicana, Guatemala, Honduras y El Salvador mostraron su preocupación por el drama de la migración infantil a Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha cifrado en más de 52.000 el número de menores no acompañados desplazados en los últimos meses hasta la frontera entre Estados Unidos y México. “No envíen a sus hijos a la frontera”, fue la respuesta del presidente estadounidense en una entrevista con la cadena de televisión ABC. “Si llegan, los enviaremos de vuelta y, lo que es más importante, podrían no llegar”, añadió Barack Obama, según la agencia EFE.

La editorial mexicana Tecolote se adelantó hace años en la visibilización de este problema humanitario con la publicación de “Migrar”, un texto de José Manuel Mateo ilustrado por Javier Martínez Pedro con la técnica artesanal del papel amate. Con una encuadernación especial que la convierte en una joya artística, esta obra ganó el Premio Nuevos Horizontes de la Feria del Libro Infantil de Bolonia y el Premio Antonio García Cubas de la Feria del Libro de Antropología e Historia de México. En España está editada en el sello Faktoría K de Libros.

Al hilo de este fenómeno que vuelve a estar de plena actualidad, el programa Noticias22 del Canal22 mexicano ha entrevistado a la directora editorial de Tecolote, Cristina Urrutia, y al escritor José Manuel Mateo, que han explicado las claves de “Migrar”, los reconocimientos logrados por este libro y su aportación al dar a conocer una realidad que se repite en otros países.

“Este libro surgió en 2011, el fenómeno ocurría, ya hablábamos ahí de 50.000 niños que emigraban, lo mismo que ahora, pero el tema no se discutía. Vimos que era muy importante que los niños conocieran por la literatura y por medio de la lectura este fenómeno del cual oían hablar, pero que lo entendieran de otra forma. Hay toda una teoría de que a los niños hay que hablarles de hadas, pero hay otra que dice que no, que los libros realmente deben explicar a los niños la realidad por muy cruda que sea”.

[Cristina Urrutia, Tecolote]

“La dificultad de tratar un tema como este es que es un tema excesivamente duro, excesivamente cercano para mucha gente. Serán muy pocos los que no conozcan una persona que tiene un familiar como migrante. Hay comunidades enteras donde los únicos que quedan son niños y mujeres, y al final lo que estamos viendo es la tendencia de que también las madres se van, porque no hay ninguna oportunidad de trabajo, de progreso, no hay ninguna alternativa”.

“Tiene una serie de lecturas este libro. Tiene la particularidad de que la ilustración puede ser leído de manera continua, o simultánea, o puedes centrarte en algunas escenas. Como objeto artístico es muy valioso”.

[José Manuel Mateo, autor]


El periodista César Gil Lorenzo ha entrevistado al director de KALANDRAKA, Xosé Ballesteros, para “Biosbardia“, una web sobre libros y literatura galega. El panorama actual de la edición, el peso de la ilustración y el futuro del libro digital son algunos de los temas que se abordan en esta entrevista, originalmente publicada en la lengua de Rosalía. Reproducimos a continuación un extracto.

Escaparate de la Librería Diógenes de Madrid, dedicado a "Mamá", último Premio Compostela de Álbum Ilustrado.

[Escaparate de la Librería Diógenes de Madrid, dedicado a “Mamá”, último Premio Compostela de Álbum Ilustrado].

-A pesar de la evidente crisis del sector editorial, da la sensación de que Kalandraka mantiene la buena salud, con un alto nivel de publicaciones y un modelo de negocio asentado. ¿Cuáles piensa que son las claves de este plus de resistencia?

Es cierto que los números de Kalandraka en el ejercicio 2013 son esperanzadores si los comparamos con la media del sector del libro. La cifra de negocio en el Estado español ha retrocedido a niveles de 1995, mientras que en Galicia está en cuestión la propia supervivencia de la industria editorial gallega. Kalandraka, por contra, ha crecido un 12% y consolida una tendencia que viene de atrás.

¿Cuáles son las claves? La visibilidad de la marca Kalandraka en las mejores librerías de la Península Ibérica debido a la buena acogida y a la demanda de nuestro catálogo entre un amplo sector del público; la coherencia interna y la diversidad del catálogo de los Libros para Soñar; la calidad literaria, plástica y del acabado de los libros; el respeto a las distintas lenguas peninsulares; el éxito en la internacionalización de nuestro proyecto, que nos permite optar a licitaciones públicas en Iberoamérica… Actualmente somos viables sin las compras insitucionales de la Xunta o del Ministerio de Cultura. No nos afectan los recortes.

-Kalandraka fue pionera en editar desde Galicia en lenguas que no son el gallego, sin renunciar a editar esos mismos títulos en nuestro idioma. Esa senda se demostrado exitosa. ¿Cuáles han sido los principales retos de esa decisión editorial, qué resistencias encontraron y cómo se consigue difusión internacional desde Pontevedra y no desde las grandes capitales editoriales del Estado?

Llevo muchos años en el sector del libro gallego y una de las curiosidades que siempre me llamaron la atención es que la mayoría de los libros producidos y vendidos en las librerías gallegas en gallego no pertenecían a editoras propias sino a empresas radicadas fuera, principalmente Madrid y Barcelona. En los comienzos de Kalandraka nos preguntábamos si no sería posible producir libros en Galicia y venderlos fuera, si seríamos capaces de exportar.

Pasado el tiempo, la decisión de abrirnos al mundo fue acertada. Se ha demostrado que podíamos colocar libros “made in Galicia” en el circuito español, catalán, vasco y portugués. Y a partir de ahí se nos ha abierto la posibilidad de llegar a cualquier lugar del mundo. Hicimos muchos kilómetros para conocer librerías, bibliotecas y colegios y para acudir a las ferias internacionales del libro más importantes. Éramos conscientes de que estábamos abriendo caminos para que después pudiesen transitar por ellos otros proyectos editoriales gallegos, y ahora ahí están para quien los sepa andar.

-¿Esa estrategia comercial sería posible hacerla con un proyecto editorial pensado para lectores adultos?

Sabemos que hay intentos desde Galicia, pero no basta con poner en marcha un catálogo en castellano. Hay que tener presencia importante en las librerías de las grandes ciudades, realizar acciones de promoción y comunicación constantes y, sobre todo, tener un catálogo muy potente que pueda hacerse sitio entre las innumerables propuestas de los grandes grupos editoriales. La tarea es titánica en un mercado a la baja, adelgazado; no le veo muchas posibilidades de éxito, hoy por hoy.

Semejante iniciativa debería contar con apoyo institucional, como sucede en Cataluña. Parte de la debilidad del sector editorial gallego radica en que pese a las declaraciones de intenciones, la Xunta no lo trata como un sector estratégico.

“Kalandraka forma parte de un pequeño número de editoriales independientes que trabajan a favor de la formación de los buenos lectores de hoy para que lleguen a ser los buenos lectores del futuro”

-En una entrevista en Biosbardia, Moisés Barcia explicaba que el libro para niños, como objeto, está menos ideologizado, que la gente lo compra sin preconceptos, que ni siquiera importa que el pequeño sea o no lector. ¿Qué opina?

Los libros para niños están tan ideologizados como cualquier otro producto cultural. Como ejemplo, la enorme oferta que existe en el mercado de literatura-basura para los más pequeños, convertidos en consumidores de propuestas ñoñas, edulcoradas, que no cumplen los mínimos estándares de calidad. Vivimos bajo el imperio de la concentración editorial que está al servicio de los grandes monopolios mass-media. Kalandraka forma parte de un pequeño número de editoriales independientes que trabajan a favor de la formación de los buenos lectores de hoy para que lleguen a ser los buenos lectores del futuro.

Sesión de cuentacuentos para bebés en la Librería Libros para Soñar de Vigo.

[Sesión de cuentacuentos para bebés en la Librería Libros para Soñar de Vigo]

-Uno de los objetos identificables al primer golpe de vista con Kalandraka son los álbumes ilustrados. La nómina de escritores y sobre todo ilustradores que ha publicado títulos en vuestras colecciones es bien larga. ¿Podemos hablar de que existe una industria de la ilustración editorial para niños?

Existen editoras que publican libros ilustrados, y existen ilustradores, y también existen lectores –sobre todo lectoras– de libros ilustrados. El álbum ilustrado es un tipo de libro que ya trascendió el ámbito infantil; ahí están las novelas gráficas, los álbumes para adultos, la banda diseñada. El álbum, como tal, irrumpe en España con el final de la dictadura y se va haciendo un espacio en la escuela, las bibliotecas y las librerías gracias al carácter singular del nuevo formato y de su potencia…

Los ilustradores son artistas y en Kalandraka venimos apostando por poner su trabajo al mismo nivel que el de los creadores de los textos; algo que no sucedía hasta no hace mucho tiempo y que contribuye a dignificar su labor.

-Siguiendo con el tema de la ilustración, da la sensación de que en esa área artística se ha dado una auténtica revolución. Si comparamos los dibujos que había en los libros en la primera mitad de la década de 1980 con las que se publican hoy, parece que estamos en civilizaciones diferentes. Da la sensación además que la ilustración infantil lidera un cierto cambio estético general, incluso en la decoración, en el textil… ¿Cómo lo ve?

Figuras internacionales como Maurice Sendak, Tomi Ungerer, Leo Lionni o Eric Carle, que procedían del ámbito del diseño gráfico, lideraron una revolución creativa que favoreció que el álbum ilustrado se abriese camino y superase las barreras que lo restringían únicamente al público infantil. La publicación en 1963 de “Donde viven los monstruos” –considerado el ejemplo de álbum ilustrado perfecto– marcó un antes y un después en esa senda por la que ahora transitan ilustradores de todo el mundo.

“El libro de papel es lo más sostenible, ecológico. La transición a lo digital es forzada”

-Me gustaría que analizase el supuesto cambio de paradigma lector, la irrupción de la lectura digital y el futuro del papel, en general y enfocado al público infantil.

La transición hacia el modelo digital está siendo impuesta desde “arriba”, no hay demanda por la base. No la hay en España, ni en Italia, ni en Portugal, ni en Francia… Lo que hay es un potencial mercado que las grandes empresas de tecnología quieren aprovechar, y que fuerzas políticas y económicas quieren impulsar porque interesa que “todos-todos” estemos conectados, y que a cada poco tengamos que renovar todo el parque de aparatos que nos permiten esa conexión. Lo digital no es siempre lo más democrático, y el libro de papel, en el momento actual, es la apuesta más sostenible, más ecológica. Hay editoriales que se están colocando en ese ámbito porque entienden que hay un “nicho” de mercado y quieren aprovecharlo. No es nuestra guerra, porque no estamos en el mundo de la edición solo para hacer negocio y porque tenemos muchas dudas ante un futuro digital forzado.

-Su otro sello, Faktoría K de Libros, fue pionero en el boom que ha vivido la traducción al gallego hace unos años. En su catálogo se apostó por autores actuales de gran éxito (por distintas razones) como John Boyne y Cormac McCarthy. ¿Cómo valoran ese trabajo? Da la sensación de que se ha bajado la intensidad en la publicación.

Estamos satisfechos por haber aportado para la lengua galega la colección Narrativa K con autores tan importantes como Vladimir Nabokov, Boris Vian o Philiph Roth, pese a que traducir la obra de estos escritores y mantener una colección de este calibre en gallego sea remar contra el viento, pues el mercado para este tipo de iniciativas es muy pequeño. Lo hacemos por militancia cultural y lo seguiremos haciendo aunque las ayudas de la Consellería de Cultura a la traducción sean ridículas.

Presentación dos novos poemarios de Álvarez Torneiro e Rei Núñez na libraría Couceiro de Santiago.

[Manuel Álvarez Torneiro y Luís rei Núñez, firmando libros en la Librería Couceiro de Santiago]

-En el catálogo de Faktoría K, a la colección ‘Trece lúas’ se unió ‘Tambo’, uno de los referentes de la poesía contemporánea. Cuénteme un poco cómo se produce el encuentro y qué propuesta editorial tienen en el futuro inmediato en el ámbito de la lírica.

La colección ‘Tambo’ dependía de la Diputación de Pontevedra. Su director, Luís Rei Núñez, se dirigió a Kalandraka cuando la Administración provincial decidió cerrarla en 2006, después de más de treinta entregas, y nos propuso darle continuidad. Rei Núñez sigue siendo su director y los aciertos de ‘Tambo’ son sus aciertos. La editorial cumple con su papel de hacer posible que este proyecto hermoso y necesario siga alentando, y esperamos que sea así por mucho más tiempo.

La consecución del Premio Nacional de Poesía por parte de Manuel Álvarez Torneiro con “Os ángulos da brasa” es una muestra incuestionable de la calidad literaria de la poesía gallega, y desde nuestra editora queremos contribuir a que la lírica también llegue al público.

-Es obvio que la industria cultural gallega está viviendo horas muy bajas. ¿Qué pasos se deberían dar para evitar aún más su degradación?

Mientra no haya un cambio de política cultural no habrá ninguna posibilidad efectiva de mejora. El problema es que los actuales responsables políticos niegan que estemos en caída libre en todos los sectores que conformamos la cultura gallega. Pero la realidad es que nuestra cultura está enferma y es necesario curarla para que pueda tener futuro. Hace falta asumir la situación con un diagnóstico objetivo para diseñar políticas de futuro, porque no vale con vender humo.

Poner en marcha la Lei do Libro, aplicar una política de gestión bibliotecaria integral e impulsar medidas de choque para la recuperación del uso de la lengua en todos los ámbitos de la sociedad son medidas imprescindibles para acometer ese cambio de un modo decidido. Si nuestra lengua autóctona se habla menos, será cada vez menor el número de lectores y, por consiguiente, la oferta cultural se empobrecerá de forma galopante hasta extremos de extinción.

Las compras de libros publicados en lengua gallega por parte de las instituciones vienen sufriendo recorte tras recorte. De ahí que muchos títulos publicados en estos últimos años ya no se puedan ofertar en las bibliotecas públicas; lo mismo ocurre con las ayudas a la traducción. Hoy por hoy una editorial gallega no puede vivir del “amparo institucional”.

Aún así, existen colaboraciones positivas en proyectos concretos. En el caso de Kalandraka podemos citar la Campaña de Animación a la Lectura con el Concello de Santiago, que viene desarrollándose desde hace 14 años y que dio como fruto la convocatoria del Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, que ya va por la séptima edición y que suma más de 2.000 trabajos presentados desde países de todo el mundo; o también O Cartafol do Lérez, un periódico escolar en formato impreso y digital que se enmarca en una campaña de dinamización lectora y escrita creativa con el Concello de Pontevedra.


Entrevista ao director de KALANDRAKA, Xosé Ballesteros, realizada por Tino Santiago para o programa Zig-Zag Eirado, da TVG.

“…Hai un cambio a partir de 1963 cando Maurice Sendak e outros deseñadores que viñan do mundo das revistas e do deseño gráfico convértense en ilustradores. A partir dese momento entra de cheo a ilustración non só no mundo infantil, senón tamén -e cada vez máis- nos álbums para adultos, e están considerados grandes artistas”.

“O seu papel [de Maurice Sendak] é irreverente e revolucionario no sentido de que chega á literatura para nenos e rompe todos os esquemas do que é esa literatura entendida como edulcorada, ñoña, rosa. El amostra eses medos infantís que todos tivemos e conecta perfectamente co público pequeno. Pode que haxa naie e pais aos que non lles gusten libros coma estes, pero seguramente non haberá ningún neno ao que non lle guste. Porque converte a ilustración en Arte”.

“Na medida en que vas conseguindo crear unha rede de intereses comerciais, pero tamen afectivos, e consegues aliados que falan a túa mesma linguaxe -sexa en Chile, Brasil ou Italia- estás construíndo tamén un tecido que pode soportar o que produces”.

Programa Zig-Zag da TVG.

Programa Zig-Zag da TVG.

…………………………………………………..

Entrevista al director de KALANDRAKA, Xosé Ballesteros, realizada por Tino Santiago para el programa Zig-Zag Eirado, de la TVG.

“…Hay un cambio a partir de 1963 cuando Maurice Sendak y otros diseñadores que venían del mundo de las revistas y del diseño gráfico se convierten en ilustradores. A partir de ese momento entra de lleno la ilustración no solo en el mundo infantil, sino también -y cada vez más- en los álbumes para adultos, y están considerados grandes artistas”.

“Su papel [de Maurice Sendak] es irreverente y revolucionario en el sentido de que llega a la literatura para niños y rompe todos los esquemas de lo que es esa literatura entendida como edulcorada, ñoña, rosa. Él muestra esos miedos infantiles que todos tuvimos y conecta perfectamente con el público más pequeño. Puede que haya madres y padres a los que non les gusten libros como estos, pero seguramente no habrá ningún niño al que no le guste. Porque convierte la ilustración en Arte”.

“En la medida en que vas consiguiendo crear una red de intereses comerciales, pero también afectivos, y consigues aliados que hablan tu mismo lenguaje -sea en Chile, Brasil o Italia- estás construyendo también un tejido que puede soportar lo que produces”.

Programa Zig-Zag Eirado, da TVG.


En la Feria del Libro de Buenos Aires.

Xosé Ballesteros, Natalia Colombo, Manuela Rodríguez y Mariana Ruiz Johnson, en el stand de los Libros para Atesorar, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

 

Tras el reciente paso por la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la siguiente escala de la delegación de KALANDRAKA en el continente americano ha sido Montevideo. El periódico uruguayo La Diaria recoge en su edición digital una entrevista de la periodista Rosanna Peveroni con el director y la editora de KALANDRAKA, Xosé Ballesteros y Manuela Rodríguez, sobre la trayectoria de la editorial.

La Diaria (Uruguay)

Con el viento a favor 

Con Xosé Ballesteros y Manuela Rodríguez, editores de Kalandraka, sello referente en libros para niños. 

Kalandraka es una editorial gallega que se especializa en álbumes ilustrados. Edita sus títulos en todas las lenguas peninsulares (castellano, gallego, portugués, catalán y euskera), inglés e italiano. Es un referente en el género, y su catálogo, con 16 años de trayectoria, es sinónimo de calidad. Anualmente entrega el premio Compostela, que en 2011 ganó el uruguayo Martín León Barreto, con El camino de Olaj. En 2014 y 2015, editará la obra del estadounidense Maurice Sendak (Donde viven los monstruos) en castellano. Hace unos días, los editores Xosé Ballesteros y Manuela Rodríguez llegaron al Río de la Plata para participar en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Ese viaje los trajo a Montevideo, donde intentarán reforzar la distribución de sus libros, por intermedio de Dinámica, y se hicieron un ratito para conversar con la diaria.

“Silvio Rodríguez habla de ‘causas y azares’. Nosotros llegamos a la edición de libros de casualidad”, dice Xosé Ballesteros. De esta forma resume el trayecto de Kalandraka: “El objetivo estaba claro. Lo que no nos podíamos imaginar era que la idea de crear un pequeño sello editorial se iba a convertir en este proyecto, en el que ahora estamos 20 personas. Han soplado los vientos a favor. Ha habido tormentas y hemos sabido mantener la calma buscando una línea y las estrellas que nos han trazado una ruta. La concentración editorial en el mundo es real: es un enorme muro, pero hay pequeñas grietas en las que es posible anidar y ver que un poquito más allá está el nido de otro. Como nuestro objetivo no es otro que vivir con dignidad de nuestro trabajo, parece que la fórmula se ha conseguido y es posible”.

-Kalandraka surge el 2 de abril de 1998 ante una realidad: la inexistencia de álbumes ilustrados para niños en gallego. ¿Cuál es el estatuto de esa lengua en la actualidad? 

Xosé Ballesteros: -Cuando el gallego se convierte en materia curricular, después de la dictadura de Franco, una serie de editoriales publican en gallego, sobre todo libros escolares. En ese momento surgen escritores en lengua gallega, mayormente profesores asociados a los movimientos de renovación pedagógica. Ése es el inicio. Cuando nació Kalandraka, el mercado del álbum ilustrado era muy incipiente. En Galicia se consumían fundamentalmente libros en castellano y algunas pocas cosas traducidas. Nuestro interés parte de que queríamos que en gallego existiesen libros de los grandes ilustradores, y nos ponemos a hacerlo sin más objetivo que contribuir a la normalización de nuestra lengua. Hoy en día se da una paradoja: hay una producción enorme de libros en gallego, pero la lengua cada vez se habla menos. Forma parte del currículum, pero cada vez hay menos hablantes; la UNESCO dice que tiende a desaparecer como lengua hablada. Y todo tiene un porqué: una de las grandes aportaciones para que la lengua gallega cada vez se hable menos son las políticas lingüísticas de los distintos gobiernos que ha habido en Galicia.

-Anuncian para este año una atención especial en la obra de Maurice Sendak… 

XB: -Nosotros habíamos publicado Donde viven los monstruos en gallego, catalán, euskera y portugués, y era el único libro de Sendak existente en español. En su momento, solicitamos los derechos de La cocina de noche a su nuevo agente (antes había que tratar directamente con Harper Collins, pero ahora tiene un agente, que es conocido como el Chacal). Nos dijo: “Estamos muy interesados en que ustedes publiquen ese libro, pero queremos que en cada lengua haya un editor que publique la mayor parte de la obra de Sendak; si ustedes aceptan publicar un número mayor de títulos, podemos llegar a un acuerdo”. Era un mínimo de 15 títulos, a publicar en dos años. Como resultado de largas negociaciones, entre 2014 y 2015 publicaremos 18 títulos de Maurice Sendak en todas las lenguas ibéricas. 

MR: -La cuestión fue que cuando ellos nos comentaron eso y comenzamos a ver los libros de Sendak, pues claro… todos nos gustan. Al principio nos parecía que 15 iban a ser muchos, pero después se nos hizo difícil elegir.

-La consigna del trabajo editorial de Kalandraka es “Libros para soñar”, toda una declaración de principios…

XB: -Hay tres líneas que sustentan el proyecto de Kalandraka desde los inicios: la recuperación, en formato álbum, de los cuentos tradicionales, que en definitiva es la recuperación de la oralidad; la producción propia, es decir, de nuevos ilustradores que estaban surgiendo en todo el país; la edición de los grandes autores de literatura infantil. Se trata de libros que se habían ido descatalogando, y nosotros no podíamos comprender cómo podían no estar vivos: Historias de ratones, de Arnold Lobel, o Los tres bandidos, de Tomi Ungerer, o Frederick, de Leo Lionni… Son libros eternos, que tienen que estar en cualquier biblioteca, no sólo escolar, sino también pública y familiar. Recuperarlos fue nuestro objetivo cuando pusimos en marcha esa colección, que nos ha dado muchas satisfacciones: muchas veces íbamos como cazadores, a la espera de poder conseguir los derechos, tarea que a veces nos llevaba años. 

-Acá hay cierto olvido de los clásicos, ¿cómo es en España? 

MR: -Quizá la pregunta sea: “¿Cuáles son vuestros clásicos?”. ¿Los de los pueblos originarios? ¿Los clásicos de Andersen y Grimm? 

XB: -Creo que lo que ha sucedido en España es que la dictadura barrió todo lo que era literatura infantil, y los cuentos de hadas no sólo los simplificó, sino que además los reescribió tanto que al final eran aquellos libros troquelados que yo leía de niño, cuentos de hadas muy edulcorados, muy color de rosa, que no tenían nada que ver con los originarios. Podríamos estar toda la tarde hablando sobre el cuento tradicional, las raíces históricas del cuento, los recopiladores, las distintas teorías psicoanalíticas que los interpretan; en definitiva, el “érase una vez” nos transporta a otro lugar y es lo que provoca también la fantasía. 

-Desde hace varios años ustedes otorgan el premio Compostela, cuyos galardonados conforman una colección. Hay entre ellos obras de autores de procedencia diversa. 

XB: -Se entrega el 23 de abril, en coincidencia con el Día Internacional del Libro. Existe a partir de una campaña de animación a la lectura que hacemos junto con el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, desde hace 14 años. Esta campaña se celebra anualmente en abril, en un espacio que durante un mes se convierte en un pequeño museo. En determinado momento le planteamos al Ayuntamiento la posibilidad de crear un premio de álbum ilustrado, y el Departamento de Educación recibió esta propuesta de forma entusiasta. Pese a la crisis, que continúa, y que podría haberlo puesto en peligro, se ha mantenido… Eso nos ha permitido una interrelación enorme con creadores 
latinoamericanos. 

-Es interesante esa apertura, teniendo en cuenta que es una editorial relativamente pequeña.

XB: -Los libros de Kalandraka han llegado a América hace años, estaban en las librerías de Buenos Aires antes del corralito [de 2001]. Eso ha tenido como efecto que haya habido un seguimiento por parte de los ilustradores. Hace unos días, cuando participaba en un taller en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, nos preguntaban por la presencia de ilustradores latinoamericanos en nuestro catálogo y nosotros les decíamos que en Europa estamos viejos y cansados, agotados y deprimidos. No sólo vivimos una crisis económica, sino también existencial. En cambio, de este lado del Atlántico hay más sueños, más energía, más fuerza, más colorido. Eso se está notando en la producción de álbum ilustrado, que se nutre de imagen y color. 

MG: -Por otra parte, en la editorial siempre hemos apostado por que los niños tuviesen libros diversos. En ese sentido, es interesante publicar trabajos de creadores de distintos lugares del mundo; es enriquecedor para todos no sólo publicar lo nuestro, sino también ver con los ojos de otro lugar. 

Rosanna Peveroni


“Fago versos sinxelamente humanos (non escribimos para os paquidermos). Non penso no politicamente correcto, nin sequera no poeticamente correcto, xa que a perfección sempre ten algo de falso”.

Manuel Álvarez Torneiro, Premio Nacional de Poesía 2013 por “Os ángulos da brasa“, no Suplemento Culturas de La Voz de Galicia (19 de outubro de 2013).

“…Velaí como chega e conmove Torneiro coa súa voz de habitante único, rigorosamente humano, sendo memoria do silencio, restaurando os días desde o epicentro dos reinos do fulgor. Non lle cómpre botar man de lucerías deslumbrantes nin amorear ringleiras de epítetos a quen é quen de trabar o verso son emoción silandeira, sempre na procura da verdade”.

Luís González Tosar

“…A concesión do Premio Nacional de Poesía ao seu último libro esixiría, ao meu ver, unha posta ao día da súa obra, cando menos unha antoloxía actualizada e dispor a tradución da súa obra a outras linguas”.

Ramón Nicolás, publicado no suplemento Culturas de La Voz de Galicia e no blogue ‘Caderno da crítica‘.


La revista S Moda de El País de este 31 de agosto ha publicado un ‘Especial Niños’ con un reportaje de Almudena Ávalos que reúne a varios profesionales que crean y actúan en el ámbito de la infancia: músicos, ilustradores, editores, diseñadores… KALANDRAKA y CASA K, representados por Xosé Ballesteros y Olalla González, respectivamente, forman parte de esa selección. Y con ellos, una modelo muy especial, Valeria Dacal, luciendo un vestido estampado con ilustraciones de “Garbancito“, de Marc Taeger. La fotografía, realizada en una antigua nave, es de Pablo Zamora.

A continuación, unos fragmentos del texto que acompaña las imágenes.

“De ilusión, compromiso y buen hacer se llenan las páginas de la historia de Kalandraka, la editorial en la que cualquier cuentista e ilustrador quisiera publicar. Su director, Xosé Ballesteros, comulga con aquello que decía Rilke de ‘la patria es la infancia’. “La mayor satisfacción ha sido crear libros que pueden leer personas con autismo y encontrar a un chaval en la otra punta del mundo con una edición de Kalandraka, que la haga suya y que se la lleve a su biblioteca particular”. El Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2012 fue toda una alegría para ellos. “Es como subir un ocho mil. Ahora hay que tener cuidado en cómo bajar y ver nuevas cumbres a alcanzar”.

“Olalla González trabaja en la editorial. “Cuando acostaba a mi hija me pedía cada noche los mismos cuentos y pensé en sacar a los personajes de los libros y ponerlos en su ropa para que los llevara siempre con ella”. Así surgió la firma de moda Casa K de prendas que son juegos. “Tienen un personaje escondido en el vestido para que después de leer el cuento puedan seguir jugando con la historia”.


El número 27 de la Revista Lazarillo, de la Asociación Española del Libro Infantil y Juvenil, ha seleccionado un generoso ramillete de libros publicados por Kalandraka y Faktoría K a lo largo de 2012, un año especialmente para la editorial -en vísperas de su 15º aniversario- al obtener el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural. Un año en el seguimos apostando por la creación de libros de calidad, con nuevas convocatorias del Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado y del Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños.

“…El dibujo es sencillo y directo, los personajes son neutros y los escenarios restringidos; no se necesita más pues el resto lo pone (o lo debería poner) el lector y lo que su imaginación tenga a mano. ¿Quiénes son los samuráis que corren perseguidos por lobos? Cada cual les pondrá una cara y una historia propia…” [Kike de la Rubia, sobre ALF·ABETO, de Puño]

“…Una historia para trabajar los valores de igualdad y coeducación. En el aula funcionará muy bien una actividad en la que se debe organizar un juicio: los alumnos deben decidir si están a favor de Arturo o de Clementina, defender sus posturas y convencer al contrario de los argumentos que debieron tener los personajes para actuar de la forma en que lo hicieron”. [Libia Hernández, sobre ARTURO Y CLEMENTINA, de Adela Turín y Nella Bosnia]

“La novedad que aporta esta reedición es el trabajo del ilustrador, en perfecta consonancia con el sentido del texto, y una cuidada edición de tapas duras y papel de calidad (…) La lectura de este libro no dejará a nadie indiferente y dará posibilidades de jugar con las palabras a educadores, padres y niños”. [Pura Pascual, del Grupo Abanico, sobre ¡AY, FILOMENA, FILOMENA! Y OTROS CUENTOS, de Miquel Obiols y Miguel Calatayud]

“…El lenguaje literario y plástico se complementan, se apoyan. Se pasan el testigo y nos plantean un libro que deja preguntas sin respuesta, que nos inquieta un poco, porque no podemos evitar reconocernos en él. (…) Todo un lujo para cualquier biblioteca”. [Javier Zabala, sobre BANDADA, de María Julia Díaz Garrido y David Daniel Álvarez Hernández]

“…A traves de las cuidadísimas, sugestivas y bellas ilustraciones nos ofrecen un catálogo de nuestro comportamiento y sus consecuencias, que suscitarán una reflexión sobre cuestiones tan eternas y humanas como la búsqueda de la libertad, la aceptación de los límites, el ansia de poder y control, la pérdida del sentido de la vida…Todo ello en juego sutil y perfecto entre el texto y la imagen”. [Marisol Almodóvar, del Grupo Abanico, sobre BANDADA, de María Julia Díaz Garridoy David Daniel Álvarez Hernández]

“Las ilustraciones son en blanco y negro, ¿por qué? ¿El texto también lo es?, en sentido figurado”. “Son en blanco y negro porque reafirman la idea de decadencia que vive la especie que aparece en Bandada. El texto también lo es, ya que muestra una especie con gran capacidad creadora pero también con gran potencial destructivo”. [Entrevista de Juan Nieto a María Julia Díaz Garrido y David Daniel Álvarez Hernández, ganadores del V Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado por Bandada]

“…Llenar una doble página con un solo personaje y que funcione, que tenga la fuerza suficiente, máxime cuando prescindimos de artificios textuales y usamos solamente fondos blancos, no es un reto fácil. Lo más difícil siempre es que lo sencillo, que no simple, funcione…” [Javier Zabala, sobre EL ARTISTA QUE PINTÓ UN CABALLO AZUL, de Eric Carle]

“…Un libro escrito en lenguaje poético cargado de simbolismos y metáforas. No tiene una lectura fácil, pero precisamente por eso es tan sugerente. Un libro delicioso tanto por su cuidado texto como por sus delicadas ilustraciones. Un libro lleno de reflexiones sobre la fantasía y la realidad, y sobre el poder de las palabras”. [Inmaculada Delgado, del Grupo Abanico, sobre EL PASTOR DE NUBES, de Pedro Villar Sánchez y Miguel Ángel Díez]

“…Doce composiciones, una por cada mes del año, acompañadas por una orquesta que David Pintor ha sabido adaptar a cada estación, tanto en su indumentaria como en los escenarios de sus conciertos”. [Juan Nieto, sobre ALMANAQUE MUSICAL, de Antonio Rubio y David Pintor]

“…El formato horizontal del libro, en el que se agrupan en tres columnas cada composición (la primera con los caracteres chinos, la del medio con su transcripción y, por último, la de la derecha, con la traducción del texto) acentúa el carácter especial de esta obra…” [Juan Nieto, sobre CLARO DE LUNA, de Qingyun Huang y Peilong Liang, traducido por Mónica Ching]

“…Composiciones estróficas de versos cortos y rimados (…) Cecilia Rébora trabaja con planos de color puro para el fondo de sus imágenes de personajes simpáticos, pero un tanto indefinidos”. [Juan Nieto, sobre PALABRAS PARA ARMAR TU CANTO, Premio Internacional Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños, de Ramón Suárez y Cecilia Rébora]

“…Un lujo de libro para leer, para compartir, para respirar. Pero sobre todo para reflexionar siempre juntos. Un libro que te hace estremecer…” [Marisol Almodóvar, del Grupo Abanico, sobre EL PRINCIPIO, de Paula Carballeira y Sonja Danowski]

“…Peligro físico, desprotección legal, incertidumbre y sacrificio. La ilustración, realizada en blanco y negro en papel amate, destaca por su detallismo visual y la característica iconografía mexicana. ¡Un libro para regalar!”. [Catalina Ortega, del Grupo Abanico, sobre MIGRAR, Premio Nuevos Horizontes-Bolonia y Premio García Cubas de Antropología e Historia de México, de José Manuel Mateo y Javier Martínez Pedro]

“…Las ilustraciones, naturalistas y bellas en su sencillez, están repletas de detalles para que el lector se haga una idea lo más real posible de cómo son estos animales. Los datos que se proporcionan de ellos sonmuy pocos pero suficientes para apreciar sus características de forma clara…” [Ana María López, del Grupo Abanico, sobre INVENTARIO ILUSTRADO DE ANIMALES, de Virginie Aladjidi y Emmanuelle Tchoukriel]

“…Una cuidada encuadernación, en papel de calidad y tapas duras, con ilustraciones representativas de página completa o doble página. Se puede decir que es un estupendo libro-regalo u objeto de lujo (…) La lectura de este libro, para niños desde los 10 años, les transmitirá valores básicos como el amor a sus familias y eltener una adecuada escala de valores, priorizando el afecto y la compañía ante las aspiraciones más materiales…”  [Pura Pascual, del Grupo Abanico, sobre RASMUS Y EL VAGABUNDO, de Astrid Lindgren y Pablo Auladell]