Miguel Hernández

Orihuela, 1910; Alicante, 1942

Poeta autodidacta, poeta pastor que llevaba libros de poesía en su zurrón. Su obra teatral, y sobre todo poética, empieza a despuntar a partir de 1933. Dos años después participó en las Misiones Pedagógicas. Entregado a la causa republicana, fue uno de los exponentes de la poesía de compromiso político. Tras la Guerra Civil fue detenido en Portugal, encarcelado y condenado a muerte por ser el “poeta del pueblo”, pena que se le conmutó por 30 años de reclusión. Murió de tuberculosis en la prisión de Alicante.